La Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería de Intel está destinada a estudiantes secundarios y se realiza anualmente en Estados Unidos desde 1950. Esta feria ha ido creciendo hasta convertirse en el mayor evento de su tipo en el mundo. Actualmente, cada año más de siete millones de escuelas secundarias alrededor del mundo desarrollan y presentan proyectos originales en distintas ferias y eventos científicos de sus países, y sólo alrededor de 1700 proyectos logran ser finalistas.

Entre los proyectos seleccionados este año se encontraba el de Miriam Gómez y Cristian Efraín Medina —alumnos aborígenes de 6° año de la Escuela Agrotécnica Provincial N° 10 de la localidad El Quebracho, Formosa—. El trabajo titulado «Evaluación del rendimiento y sugerencias para la mejora en la obtención de harina Prosopis alba» fue presentado en la categoría Gestión de Medio Ambiente. El proyecto analiza las diferentes etapas del proceso de obtención de la harina de algarrobo blanco con el fin de cuantificar y mejorar su rendimiento y de difundir prácticas vinculadas a la preservación del medio ambiente. El estudio se realizó en una comunidad wichi del Chaco semiárido en la cual la harina de algarrobo blanco forma parte de la alimentación básica.

Estudiantes wichí fueron premiados por la feria Intel de EEUU
Estudiantes wichí fueron premiados por la feria Intel de EEUU

blog de la Escuela Agrotécnica n° 10 - El Quebracho

Fue la Organización de Estados Americanos (OEA) quien distinguió especialmente a este proyecto argentino, junto a otros cuatro proyectos de América Latina, por su contribución a la ciencia y al desarrollo de la región.

Cabe destacar especialmente el rol de los docentes en la formulación y desarrollo de los proyectos que son nominados para participar de esta importante Feria de Ciencia e Ingeniería. En este caso fue la docente de la materia Producción Vegetal, Natalia Elizabeth Beatriz Lupía, quien junto a una colega ideó el proyecto que luego fue desarrollado por los estudiantes.

El proyecto fue seleccionado por el Ministerio de Educación, a través del Programa Nacional de Feria de Ciencias y Tecnología, para participar del Intel – ISEF luego de haberse destacado previamente en la Modalidad Educación Técnica Profesional (orientación agrotécnica) en la Feria Nacional de Educación, Artes, Ciencias y Tecnología 2013.

Los estudiantes fueron despedidos antes de viajar por el director ejecutivo del INET, Eduardo Aragundi, junto al equipo de Políticas estudiantiles y la representante del Programa Nacional de Ferias de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Educación, antes de emprender su viaje.

A su regreso fueron recibidos en el Palacio Sarmiento por el Ministro de Educación, Alberto Sileoni, quien destacó que «desde el Ministerio se organiza y acompaña diversos certámenes de naturaleza científico tecnológica y social, que abren puertas, oportunidades y detectan las enormes potencialidades que hay en nuestras escuelas».

En el acto de bienvenida realizado en el Palacio Sarmiento los estudiantes entregaron al Ministro Sileoni un obsequio para la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, a quien le agradecieron la llegada de las netbooks a su escuela. La escuela en la que estudian Miriam y Cristian es una escuela de la Modalidad de Educación Técnica Profesional de la localidad El Quebracho que cuenta con sólo 70 alumnos.

Sobre la harina de algarrobo blanco


La harina de algarroba es un producto tradicional alimenticio, muy antiguo que elaboran y consumen las comunidades de la región del Chaco Semiárido. La harina de algarroba es rica en azúcares naturales, lo que permite obtener preparados y subproductos con menor cantidad de azúcar refinada agregada. Contiene un elevado aporte de fibra y resulta beneficioso en patologías intestinales. Posee altos niveles de hierro y calcio por lo que constituye una alternativa alimentaria importante para poblaciones vulnerables como bebés y embarazadas. Además, se trata de un producto apto para celíacos, ya que no contiene gluten.