uSound
La idea surgió cuando un compañero de la universidad con problemas de audición se veía obligado a llegar primero a clase para ubicarse en los primeros asientos. Cuando no conseguía lugar en las primeras filas, se retiraba del aula y, al final, terminó abandonando la facultad. Fue en ese momento cuando seis estudiantes de Ingeniería Informática, en la sede Jujuy de la Universidad Católica de Santiago de Estero, se propusieron desarrollar uSound, una aplicación para celulares que ayuda a chicos con discapacidades auditivas.

¿Cómo funciona? Es simple. La persona con problemas auditivos se debe hacer una audiometría y, luego, cargar los datos en el software del celular, para que los mismos datos sean sincronizados con unos auriculares Bluetooth. En un aula, por ejemplo, el alumno debe dejar el celular en el escritorio del docente y el micrófono capta la clase. Luego, el audio se descompone y se ajusta al nivel auditivo del alumno y se lo envía aunque se encuentre a una distancia considerable. 

El grupo de jóvenes innovadores —integrado por Ezequiel Escobar (26), Alejandro Méndez (26), Enzo Cano (21), Gustavo Ramos (30), Rafael Rodríguez (25) y Adrián Vidaurre (30)— trabajó con mucho esfuerzo y dedicación para desarrollar la aplicación. Primero, pasaron por un largo e interesante período de investigación trabajando en conjunto con profesionales médicos para entender el funcionamiento del oído humano. «Es importante comprender que, para tener grandes resultados, es necesario complementarse con otras áreas. Uno puede saber mucho sobre un tema o una disciplina determinada, pero para concretar una idea es fundamental el complemento con otras áreas y personas», explicó Ezequiel a educ.ar.

Los creadores de la aplicación uSound.
Los creadores de la aplicación uSound.

Luego llegó la etapa de desarrollo. Durante seis meses, este equipo de técnicos en informática trabajó arduamente para tener lista la aplicación para la competencia mundial Imagine Cup.

Por último, era necesario un período de prueba. Fueron al instituto para niños con problemas de audición Helen Keller, al Hospital Pablo Soria, al Ministerio de Salud y a la fundación para hipoacúsicos Alas del Alma, todos en Jujuy, donde encontraron sorprendentes resultados que, junto a las recomendaciones de los usuarios, los ayudaron a seguir mejorando la herramienta.

«La sensación fue única. Darnos cuenta de que nuestro trabajo estaba funcionando y ver la sonrisa de las personas a las cuales hacíamos las pruebas fue uno de los mejores regalos que pudimos haber recibido en la vida. En ese momento, nos sentimos ganadores, no necesitábamos copas o medallas para saberlo. Darnos cuenta de que podíamos ayudar a mejorar la calidad de vida de mucha gente fue algo que nos puso muy felices».

En la actualidad, uSound funciona en teléfonos inteligentes (smartphones) con Windows Phone y con sistema Android, de Google. Las personas que deseen probar la aplicación pueden inscribirse en el sitio uSound.

Compartimos un video realizado por los mismos autores de la aplicación que detalla cómo funciona uSound y sus ventajas.


Salto desde Jujuy hasta Rusia

Definida como una aplicación para la integración social, uSound ganó premios nacionales y también internacionales. Salieron primeros en la primera etapa de la competencia mundial Imagine Cup, en la que participaron proyectos de la Argentina y Uruguay. Esto los llevó a representar a nuestro país en la final realizada en Rusia, donde obtuvieron el quinto puesto entre un total de 76 países. El premio les significó una mención al «ciudadano del mundo, por pensar en una aplicación que ayude a otras personas y que puede tener un gran impacto».

«Viajar a Rusia, y pasar unas diez horas en Dubai es algo que nunca nos hubiéramos imaginado. Muchos de los chicos no conocíamos Buenos Aires, no habíamos viajado en avión y estar de repente conociendo lugares tan imponentes como Dubai y San Petersburgo fue algo increíble. En Rusia, estuvimos con personas de todo el mundo, pero todas con el mismo idioma tecnológico. Pudimos aprender y transmitir muchas cosas, hacer contactos con chicos de otros países y competir contra potencias mundiales en tecnología», asegura orgulloso Alejandro Méndez.

Aplicación para celulares
La competencia mundial les permitió darse cuenta de que «es fundamental creer que se pueden hacer grandes cosas desde aquí» y de que «desde los conocimientos que uno tiene puede ayudar a mucha gente».

Este es uno de los miles de proyectos de inclusión de las TIC que demuestra que, cuando las nuevas tecnologías son implementadas de manera correcta, son de gran utilidad en la educación.

«Creemos que se puede mejorar muchísimo la calidad de vida de las personas aprovechando los avances de la tecnología y es a lo que nos queremos dedicar. Nos sentimos bien haciéndolo, es nuestro objetivo y es a lo que apuntamos».