Rosa Bruno-Jofré y Denise Stockley: La inclusión digital en Canadá

"El uso de nuevas tecnologías exige repensar la enseñanza y el aprendizaje; el asunto no es cambiar el pizarrón por una computadora, o un curso por correspondencia por un curso on line. Hay muchos ejemplos de cursos on line comercializados que ponen énfasis en competencias que no resultan en experiencias educativas."

Rosa Bruno-Jofré y Denise Stockley

Esta entrevista se enmarca dentro del intercambio de experiencias sobre inclusión digital que el Ministerio de Educación de la Nación y educ.ar llevan a cabo con Canadá, país líder en estos asuntos.
educ.ar ha entrevistado a la Dra. Rosa Bruno-Jofré, profesora titular y decana de la Facultad de Educación de la Queen’s University, de Canadá; a la Dra. Denise Stockley, integrante del Centro de Desarrollo Instruccional y de la Facultad de Educación, ambos de la universidad de Queen, y a Frank Huntley, presidente del Kingston Council on Technology y del Kingston Software Factory.

Rosa Bruno-Jofré vive hace 28 años en Canadá, trasplantada desde su Bahía Blanca natal. Es desde hace casi 4 años decana de la Facultad de Educación de Queen, donde trabaja con Denise Stockley en propuestas que han revolucionado la educación semipresencial en Canadá.
Desde la perspectiva organizacional, la gestión de nuestra compatriota Rosa Jofré se destaca por la valoración de la gestión profesional, la mejora creciente en las prestaciones y, en lo que a nosotros respecta, una generosa disposición a compartir lo bueno y brillante de su gestión en algún tipo de trabajo conjunto con la Argentina.
Por su parte, el Centro de Desarrollo Instruccional de la Queen’s University imparte servicios y programas para el mejoramiento de la capacitación docente –tanto individual como institucional–, y genera políticas y prácticas universitarias para promover la calidad de la enseñanza. Es muy interesante su programa de ayuda para la planificación de la integración de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en la educación.

—A partir de su experiencia en el e-Learning Hub, ¿cuál es su posición teórica con respecto a la utilización de las nuevas tecnologías en la educación?
Rosa Bruno-Jofré:—La Facultad de Educación ha estado envuelta por varios años en un proceso de reestructuración educativa, en el contexto de la revolución en alta tecnología y de la necesidad de desarrollar nuevas formas de alfabetización crítica (una traducción pobre de “critical literacy”). Nosotros exploramos nuevas posibilidades de enseñanza y aprendizaje con y a través de tecnologías de información y comunicación, sin dejar de involucrar a los estudiantes en un proceso de creación de espacios democráticos y de aprendizaje transformativo. Motivamos a nuestros candidatos para el magisterio (para educación preescolar, elemental y secundaria en sus varias especializaciones), a empezar a pensar y a esbozar una visión de la educación que sea éticamente defendible y que esté guiada por discernimiento crítico, reflexión y una ética basada en la atención a los problemas propios y de los demás, empatía, y solidaridad inteligente (ethic of care).

Nuestro e-Learning Hub es un espacio físico muy moderno, dirigido a facilitar comunidades de aprendizaje e interpretación, pero también un espacio virtual que motiva la experimentación y la reconceptualización de la enseñanza y el aprendizaje. Sin embargo, a pesar de que experimentamos con nuevas posibilidades educativas, tenemos bien en cuenta que las nuevas tecnologías no son siempre necesarias y sostenemos que las experiencias deben ser educativas. El lector recordará que Dewey planteaba bien el carácter de las experiencias des-educativas (miseducative experiences).

Denise Stockley:—El e-Learning Hub se basa en “situated cognition” en el sentido de que facilita el desarrollo de comunidades de práctica y sus aplicaciones en el mundo real. En nuestra Facultad, el Hub provee los mecanismos de apoyo para que los miembros de la Facultad hagan investigación sobre e-learning (aprendizaje on line o combinado) y generen prácticas innovadoras de la enseñanza. El principal propósito del Hub es incentivar a los miembros de la Facultad a integrar tecnología en todos los aspectos de su vida académica.

—¿Cuáles son a su juicio, en líneas generales, los criterios para evaluar el uso efectivo de una plataforma de recursos para formación en línea? ¿En qué se diferencia la que ustedes utilizan del resto de las plataformas?
Rosa Bruno-Jofré:—Desde una perspectiva educacional, el curso on line, su diseño, contenido, y enseñanza (delivery) debe tener la capacidad de: a) crear un ambiente de aprendizaje (knowledge learning environment); b) generar experiencias educativas transformativas; c) dar lugar a que se usen modos de interacción y aprendizaje novedosos; d) ir más allá de los discursos enhebrados; e) infundir una ética social del cuidado (care) hacia el otro y moverse más allá de una noción privatizada del aprendizaje (el individuo aislado respondiendo a lo que percibe son sus necesidades); f) proveer espacio para procesos cognitivos situados (situated cognitive processes) sin incentivar un relativismo vulgar. Nótese que nuestros cursos enteramente on line son ofrecidos a maestros y profesores en servicio a través de nuestro departamento de Educación Continuada para Maestros y Profesores.
Los cursos son, por supuesto, diseñados por equipos que incluyen a nuestros investigadores. Los cursos de nivel undergraduate (bachillerato, licenciatura en la Argentina) y los grado (Master y Ph.D.) tienen fuerte integración de tecnología y tienen elementos on line, pero no se ofrecen totalmente on line dado el carácter de investigación intensiva de la Universidad.

Denise Stockley: —Dentro de esta perspectiva, es importante evaluar constantemente nuestra propia práctica atendiendo a los comentarios y recomendaciones de nuestros diseñadores de cursos, instructores y estudiantes. Creemos que no es suficiente crear cursos on line, sino que es necesario mantener nuestros cursos de manera consistente en la vanguardia de la tecnología. Creemos firmemente que el fuerte de nuestros cursos radica en la calidad de nuestros instructores, quienes no solamente están entrenados en tecnología sino en la pedagogía de la enseñanza on line. Incluso tenemos un curso on line creado para instructores; el curso enfatiza la necesidad de crear comunidades de aprendizaje y alfabetización (literacy) tecnológica entre los estudiantes o participantes. Este proceso permanente y continuado de desarrollo profesional provee el marco de referencia para que la construcción de conocimiento ocurra en un escenario educativo on line.

—Entendiendo la enseñanza en línea como una forma más de un proceso de aprendizaje, uno puede pensar que en definitiva lo fundamental es lo mismo – on line o presencial–; o bien que son dos metodologías totalmente diferentes, que exigen capacidades distintas por parte del formador. Seguramente ni lo uno ni lo otro, pero ¿cuáles serían los puntos específicos en la competencia y la acción de un formador on line en comparación con uno presencial?

Rosa Bruno-Jofré: —El uso de nuevas tecnologías exige repensar la enseñanza y el aprendizaje; el asunto no es cambiar el pizarrón por una computadora, o un curso por correspondencia por un curso on line. Hay muchos ejemplos de cursos on line comercializados que ponen énfasis en competencias que no resultan en experiencias educativas. Pienso que hay por lo menos tres principios básicos para que tal experiencia educativa tenga lugar: la idea de que el proceso de entendimiento y pensamiento no es un proceso de acumulación de certezas en la forma de información o de teorías, sino un proceso que conduce a nuevas preguntas, a un mayor entendimiento, y a la creación de conocimiento; el deseo de moverse más allá de una definición del conocimiento como un cuerpo de información diseñado para ser usado y operacionalizado solamente en contextos previamente definidos; y la integración del conocimiento –que se adquiere y recrea– con la dimensión personal del estudiante alentando relaciones interpersonales orientadas al conocimiento propio individual y colectivo y no meramente a relaciones enhebradas(asunto que fue expuesto por David Noble). Cuando se trabaja dentro del marco de este enfoque pedagógico, la institución tiene que favorecer la integración de tecnologías que faciliten los principios mencionados arriba. En realidad, esos principios son aplicables a cualquier situación educacional, con las acomodaciones necesarias dependiendo del nivel y del medio que se utilice.

—¿Cómo trabajan el cambio cultural de los docentes para el uso y la aplicación de las TIC en el sistema educativo?

Rosa Bruno-Jofré:—Nuestra Facultad prepara maestros y profesores capaces de incorporar las tecnologías de la información y la comunicación en su enseñanza. El gobierno provincial, a través del Ministerio de Educación, y en proyectos específicos en cooperación con el gobierno federal, presta mucha atención a la integración de nuevas tecnologías. Los maestros y profesores han estado expuestos a estas tecnologías por un largo tiempo. Nuestra Facultad provee a través de su departamento de Educación Continuada para Maestros y Profesores desarrollo profesional on line (sincrónico) e incorpora componentes en los cursos, sean cursos sobre educación especializada para niños con necesidades especiales, Inglés como Segunda Lengua, Matemáticas o cualquier otro curso. El objetivo es mostrar cómo se pueden integrar nuevas tecnologías en áreas especializadas, y se hace al mismo tiempo que se introducen nuevos contenidos.

—¿Cuál es su perspectiva crítica con respecto al plan nacional de alfabetización tecnológica que se propone desde el gobierno de Canadá? ¿Cómo supone que podría implementarse en países de Latinoamérica que poseen otra realidad social?
Denise Stockley: —Es difícil transplantar proyectos y desarrollos a contextos sociales y económicos diferentes.
Podemos, sin embargo, indicar lineamientos generales que podrían facilitar una integración exitosa:
i)el proceso debe ser dirigido por las necesidades pedagógicas y sociales y no por plataformas o software específicos. Por supuesto, esta posición entra en conflicto con intereses comerciales y políticos extranjeros que podrían intentar influenciar el proceso;
ii)el plan estratégico debe ser un plan viviente que se revisa regularmente;
iii)el objetivo es integración y no segregación; en otras palabras, las nuevas tecnologías son integradas en lo que se hace, no se trata de agregados o de cursos separados;
iv)los programas y sus cursos deben ser contextualizados y tener sentido en el medio en que se utilizan, y deben mejorar el proceso de aprendizaje y ayudar a alcanzar los objetivos educacionales;
v)las innovaciones deben cubrir necesidades que son entendidas como tales para poder generar un compromiso con el proyecto de integración;
vi)es importante desarrollar un proceso evaluativo de la práctica para mejorarla constantemente; además de la evaluación sistemática es importante que los maestros se familiaricen con investigación en acción y se vuelquen a una práctica reflexiva.
Rosa Bruno-Jofré dijo a sus estudiantes en la Facultad de Educación de la Universidad de Queen, en Canadá, en la primavera de 2002: “Creo fuertemente que el coraje es una virtud fundamental que define la vida de un educador; coraje para cuestionar, coraje para construir una comunidad democrática en nuestras escuelas, coraje para imaginar el futuro, coraje para querer a nuestros estudiantes con la singularidad de sus vidas y situaciones”.

Rosa Bruno-Jofré:—Creo que lo que dije a mis estudiantes aquí en Canadá es aplicable a la visión de la educación que se trata de implementar en la Argentina. Las prioridades quizás sean diferentes. Mientras que aquí pienso que es necesario poner énfasis en la preocupación por el bien común y formas democráticas que no sean privatizadas, en mi tierra de origen pienso que habría que prestar atención a una ética del esfuerzo en el quehacer académico que lleve al estudiante a alcanzar conclusiones meditadas, bien entendidas y pensadas. En cierta manera, el educador tiene que desafiar elementos culturales que se han convertido en dominantes y que no conducen a una experiencia educacional constructiva.

—¿Qué es el 3 Dimensional Virtual Lab y cómo es su estructura de funcionamiento?

Frank Huntley:—El “Laboratorio Virtual Tridimensional” es la versión digital del “classroom globe”, que visualiza una imagen real de la tierra en una pantalla o en una realidad virtual tridimensional. Enlazado a la imagen existe la mas dispersa gama de bases de datos posible, integrando fuentes estáticas y dinámicas que transmiten información en tiempo real por el mundo entero, vía Internet. Los estudiantes pueden hacer girar el globo terráqueo, enfocar acercándolo o alejándolo rápidamente, cambiando la imagen de la tierra de un planeta distante a un mosaico de América Latina o a un mapa de relieve de Argentina. A este nivel aparecen los lagos, ríos y fronteras naturales. Los profesores o alumnos pueden elegir un tema y ver los datos del medio-ambiente enlazados a indicadores demográficos y de población o incluso enfocando mas detalladamente ver una ciudad determinada. Pueden observar cómo la imagen de la ciudad se convierte desde una pequeña área grisácea a una visualización de tejados y calles y adicionalmente pueden observar la evolución de esta ciudad en el transcurso del tiempo, al ir simulando la evolución histórica de la región.
A partir de un enfoque revolucionario, usando una red hexagonal, se logró construir la estructura subyacente del “Laboratorio Virtual Tridimensional”, facilitando así al globo terráqueo virtual una estructura de datos que integra y visualiza dispersas bases de datos con mas rapidez y precisión que las conseguidas hasta hoy día.
Una vez los datos integrados, estos sirven como fuentes para determinar la correlación entre inmensas cantidades de información y para visualizar simulaciones que predicen tendencias y acontecimientos futuros.
Este “Laboratorio Virtual Tridimensional” se concibió para dar mayor precisión y visualización tridimensional. El globo terráqueo virtual muestra una imagen sin distorsión y en cierto modo resulta intuitivo a la mente humana, creando un efecto de realidad virtual.


Fecha: febrero de 2004 

Ficha

Publicado: 18 de octubre de 2013
Última modificación: 23 de octubre de 2013

Audiencia

Área / disciplina

Nivel

Categoria

Modalidad

Formato

Etiquetas

Autor/es

Licencia

Últimos recursos

Con Victoria Bayona

 La felicidad de Dafne, de Victoria Bayona

Para leerles, escuchar  y La mediación en el acceso a la literatura, conversaciones con María Elvira Charria

Con Pablo Bernasconi

Real, de Pablo Bernasconi