Día Mundial del Ambiente con la educación como protagonista


La reciente sanción de la Ley de Educación Ambiental en nuestro país puso en el centro de la escena la educación como vía principal para generar un verdadero cambio en nuestra forma de pensar y hacer.

Origen de la fecha

Desde 1972, cada 5 de junio se celebra este día que instauró la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y que conmemora la Conferencia de Estocolmo, Suecia, organizada sobre cuestiones medioambientales. Por primera vez, una conferencia de la ONU centró la atención internacional sobre este tema, y es que emergían de forma contundente signos de daño al ambiente producto del uso desmedido de recursos naturales y la falta de buenas prácticas como las 3 R (reducir, reutilizar y reciclar), ampliamente conocidas en la actualidad.
 

foto ilustrativa sobre contaminación

(imagen de pixabay)

El evento puso en el escenario mundial la necesidad de generar una conciencia política sobre el ambiente y disparó otras instancias de diálogo sobre el tema a nivel internacional, regional y nacional.

En ese encuentro, los y las representantes de los países que integran la ONU junto con miembros de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, aprobaron, entre otras cosas, la Declaración de Estocolmo ―que reúne veintiséis principios―, un plan de acción con recomendaciones y políticas tendientes a la mejorar la relación entre la sociedad, la naturaleza y el desarrollo. 

El Principio 19 de la Declaración de Estocolmo concierne a la educación, y enfatiza lo indispensable de la labor educativa, dirigida tanto a las generaciones jóvenes como a las personas adultas. Destaca la importancia de contar con la colaboración de los medios de comunicación para difundir información de índole educativa, con el objeto de proteger y mejorar el ambiente para que todas las personas podamos desarrollarnos plenamente. 
Más adelante, en 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. En dicho acuerdo, los Estados miembros consensuaron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas. La educación ambiental aparece en primer plano en los objetivos 1, 4, 6, 7, 11, 12 y 13, aunque está presente de forma transversal en todos.

El ambiente sano y la educación ambiental como derecho

El 14 de mayo de 2021 la Cámara de Senadores de la Nación aprobó, convirtiendo en ley, un proyecto que implementa la Educación Ambiental Integral como una política pública nacional «permanente, transversal e integral» en todos los establecimientos educativos de la República Argentina. 

Dicha ley tiene como precedente nuestra Constitución Nacional que, en su artículo 41, declara: «Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. [...] Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales».

Otros antecedentes de este paso significativo ―que dieron a la cuestión ambiental el carácter de derecho― fueron los artículos 14 de la Ley General del Ambiente (N° 25.675) y el 89 de la Ley de Educación Nacional (N° 26.206). Ambos apartados definen la educación ambiental como un proceso continuo y permanente que promueve «valores, comportamiento y actitudes acordes con un ambiente equilibrado y la protección de la diversidad biológica; que propendan a la preservación de los recursos naturales y su utilización sostenible, y mejoren la calidad de vida de la población».

¿En qué consiste la nueva Ley de Educación Ambiental?

Para implementarla como política pública, se creó la Estrategia Nacional de Educación Ambiental Integral (ENEAI), «como principal instrumento de la política de educación ambiental en todo el territorio nacional». 
La ENEAI alcanza a todos los ámbitos informales, no formales y formales de la educación ambiental. Está dirigida a todas las edades, grupos y sectores sociales, con el fin de territorializar la educación ambiental mediante acciones en el corto, mediano y largo plazo, con el despliegue de estrategias jurisdiccionales que permitan instrumentar y adecuar su implementación en el ámbito provincial y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mediante estrategias jurisdiccionales de educación ambiental (EJEA).

Los objetivos que buscará cumplir la ENEAI son:

Abordaje interpretativo y holístico. La educación ambiental debe ser pensada desde un enfoque que permita comprender la interdependencia de todos los elementos que conforman e interactúan en el ambiente, de modo de llegar a un pensamiento crítico y resolutivo en el manejo de temáticas y de problemáticas ambientales, el uso sostenible de los bienes y servicios ambientales, la prevención de la contaminación y la gestión integral de residuos.

Respeto y valor de la biodiversidad. Reconocer la fragilidad que amenaza la sostenibilidad y perdurabilidad de los ecosistemas. Su importancia no es solo biológica, sino que también tiene relación estrecha con la calidad de vida que pretendemos los humanos y las comunidades en las que vivimos.

Principio de equidad. Propender a la igualdad, el respeto, la inclusión y la justicia, tanto entre humanos, como en sus relaciones con otros seres vivos. Esto parte de considerar las diferencias y diversidades de las personas, promoviendo la igualdad de derecho y trato jurídico, sin discriminación y fomentando la autonomía y la libertad.

Principio de igualdad desde el enfoque de género. Es la piedra angular de los derechos humanos que debe orientar las políticas de Estado para eliminar la discriminación en las relaciones de género y garantizar el pleno goce de derechos para varones, mujeres y otras disidencias, respetando sus diversidades.

Reconocimiento de la diversidad cultural, el rescate y la preservación de las culturas de los pueblos originarios. Integrar la diversidad cultural en las estrategias democráticas, al tiempo que fomentar el respeto hacia las personas que aprenden, su diversidad, costumbres, modelos de pensamiento, esquemas y patrones culturales.

Participación y formación ciudadana. Apuntar al desarrollo de procesos educativos integrales que orienten a la construcción de una perspectiva ambiental, en la cual los distintos conocimientos, saberes, valores y prácticas ambientales confluyan en una conciencia regional y local de las problemáticas, y permitan fomentar la participación ciudadana orientada a la acción y hacia un pensamiento global.

Cuidado del patrimonio natural y cultural. Incluir la valoración de la identidad cultural y el patrimonio natural y cultural en todas sus formas.

Problemática ambiental. Considerar el abordaje de las problemáticas ambientales, permitiendo integrar las interrelaciones de los factores económicos, políticos, culturales y sociales, además de las implicancias locales y globales que se presentan como causa o consecuencia, abordando el conflicto como una oportunidad de aprendizaje y construcción de nuevas lógicas en el hacer.

Educación en valores. La educación ambiental debe estar fundada en una ética que permita, a quien facilita el aprendizaje y a quien lo recibe, la construcción de un pensamiento basado en valores tales como respeto, solidaridad, integridad, inclusión, equidad e igualdad.

Pensamiento crítico e innovador. Promover la formación de personas capaces de interpretar la realidad a través de la innovación en sus enfoques, basados en la interdisciplinariedad y en la transdisciplinariedad y en la incorporación de nuevas técnicas, modelos y métodos que permitan cuestionar los modelos vigentes, generando alternativas posibles.

Concientización sobre el derecho constitucional a un ambiente sano. La educación ambiental debe promover el desarrollo de una ética de la solidaridad con las generaciones futuras y el derecho de la sociedad a un ambiente sano para su desarrollo.

Volviendo a sus antecedentes, la implementación de la ENEAI a nivel territorial, provincial y municipal es un aporte del país para lograr las metas propuestas en los 17 ODS mencionados y, en particular, responde de manera directa a la meta 7 del objetivo 4 cuando expresa:

«De aquí a 2030, asegurar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y los estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y la contribución de la cultura al desarrollo sostenible».

 

Algunos recursos educativos para abordar el tema en clase

Contenidos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible

banner contenidos ministerio de desarrollo ambiental

 

Especial: Virus, animales y ambiente

Las especies y formas de vida que habitamos este planeta tenemos una historia en común. Los seres humanos no podemos persistir en la idea de que «somos dueños y explotadores» de todo. Es vital comprender cuánto daño hacemos al destruir los ecosistemas, sacrificar la biodiversidad, acelerar el cambio climático, traficar animales y crear las condiciones para que virus y bacterias generen pandemias sin precedentes. Todavía estamos a tiempo de iniciar acciones sensibles y responsables hacia un futuro compartido.

banner colección ambiente, virus y animales

 

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Presentamos una serie de recursos audiovisuales y secuencias didácticas para llevar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) al espacio escolar. Mediante estos materiales, las y los estudiantes podrán reflexionar sobre temáticas económicas, ambientales y sociales, pensando en su futuro y en su propio entorno.
 

gráficas de los objetivos de desarrollo sostenible

 

 

Videos elaborados por el programa Seguimos Educando, del Ministerio de Educación de la Nación

Desarrollo sustentable y ciudadanía responsable

Seres humanos, necesidades y ambiente

Cuidado del ambiente y participación ciudadana

Consecuencias de los problemas ambientales

El ambiente como construcción social

Recomendaciones ante el cambio climático

Protección ambiental como responsabilidad global y nacional

Amenazas a los ecosistemas y a la diversidad biológica

Consejos para reciclar

La importancia de la separación de residuos

Producción e impacto ambiental del plástico

 

Fuentes

Ministerio de Educación de la Nación 

Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible

ONU

Ficha

Publicado: 01 de junio de 2021
Última modificación: 04 de junio de 2021

Audiencia

Área / disciplina

Nivel

Categoria

Modalidad

Formato

Etiquetas

Autor/es

Licencia

Últimos recursos

Escenarios combinados para enseñar y aprender: el póster

Escenarios combinados para enseñar y aprender: el video

 Identidades

Un día en la escuela

Leer x leer en vacaciones