Valeria Odetti: ¿Cómo integrar espacios virtuales y físicos en las propuestas de enseñanza?

«Algunas cuestiones a tener en cuenta cuando empiecen a implementar entornos virtuales: hacer acuerdos institucionales, conversar previamente qué cosas van a ocurrir en ese entorno virtual, hablarlas con los chicos, con los padres —siendo el caso del Nivel Primario— y dejar las pautas claras de para qué se va a usar ese entorno y qué cosas se van a encontrar allí».

DESCARGAR VIDEO

Transcripción

EN PANTALLA: ¿Cómo integrar espacios virtuales y físicos en las propuestas de enseñanza? ¿Qué acuerdos es importante establecer?

VALERIA ODETTI: Algunas cuestiones a tener en cuenta cuando empiecen a implementar entornos virtuales: hacer acuerdos institucionales, conversar previamente qué cosas van a ocurrir en ese entorno virtual, hablarlas con los chicos, con los padres —siendo el caso del Nivel Primario— y dejar las pautas claras de para qué se va a usar ese entorno y qué cosas se van a encontrar allí.

El desafío más grande que tenemos en este momento tiene que ver con la articulación de espacios físicos y digitales, sincrónicos y asincrónicos. Fíjense que no dije presenciales y virtuales, y lo hice a propósito. ¿Por qué? Porque la verdad es que presencia hay en todos lados. Presencia hay cuando estamos, incluso hay presencia en la asincronía. Entonces siguen siendo espacios de encuentro físicos y digitales.

Lo que tenemos que provocar en esos espacios tiene que ver con el encuentro, no solamente con la soledad o la cierta libertad de que «entonces yo accedo cuando puedo al espacio digital». Es verdad, ese es un facilitador y está bueno hacerlo así, pero también está bueno pensar que incluso de forma asincrónica nos encontramos en ese espacio digital. ¿Qué quiero decir? Que si un docente deja un mensaje un lunes a la mañana y un chico contesta el miércoles, igual se está encontrando con ese docente.

Habitamos el territorio digital a través de huellas: qué es nuestra imagen de perfil, cómo nos describimos, cómo escribimos, cómo contestamos. Bueno, todas esas son competencias que tenemos que desarrollar en los chicos, pero, además, que tenemos que poner en valor. Entonces, tiene sentido habitar ese territorio y encontrarnos con los otros aun cuando no esté el cuerpo presente.

Respecto de lo sincrónico y lo sincrónico, lo sincrónico a través de una videoconferencia sí permite lo corporal, sí permite ese contacto entre los cuerpos. De alguna manera, nos vemos y habitamos ese entorno en el mismo momento.

De todas formas, tiene complejidades. Hay algo que se rompe, que tiene que ver con la intimidad. ¿Desde dónde me estoy conectando? Este entorno hay que prepararlo. No todos tenemos un entorno que podamos preparar, un aislamiento donde no viene el perro o el hermano, o la madre, o alguien, o los hijos —en el caso nuestro— a interrumpir.

Entonces, tenemos que tener en cuenta que ese momento de encuentro sincrónico mediado por tecnología tiene que ser usado en momentos puntuales: para contestar dudas cuando viene una evaluación, para presentarnos cuando no nos conocimos previamente.

Finalmente, el desafío de pensar la articulación de espacios físicos y digitales tiene que ver con que lo físico no termine siendo explicar lo que no se entendió en lo digital. Hay un desafío muy importante en entender para qué funciona cada cosa.

En todo caso, hay un montón de procesos que tienen que ver con la búsqueda de información, con producir textos colaborativamente, con intercambiar fuentes de información que puede ocurrir en el entorno digital con mucha más facilidad. Y el espacio físico, la escuela, el aula tradicional, puede servir para resignificar eso, para ver qué se hizo, para ponerlo en común, para discutir, para tomar decisiones que a lo mejor cuesta más tomar de forma asincrónica, y para que ustedes vayan viendo el grado de avance de algún proyecto.

Pero que no se trate de hacer en el aula física todo aquello que no se pudo hacer en el entorno digital. Al principio puede ser que pase, porque requiere una adecuación y requiere un aprendizaje, pero que no se transforme en sustitución uno del otro, sino por el contrario, en una articulación que enriquezca la propuesta educativa.

Ficha

Publicado: 17 de febrero de 2021
Última modificación: 18 de febrero de 2021

Audiencia

Área / disciplina

Nivel

Categoria

Modalidad

Formato

Etiquetas

Autor/es

Licencia

Últimos recursos

Convivencia digital: Cómo acompañar a chicos y chicas en entornos digitales.

Serie Reencuentros

El que no salta es un holandés, conversatorio de Mario Méndez con docentes y estudiantes

La larga noche de los lápices, conversatorio de Emilce Moler con docentes y estudiantes.
 

Identidad, memoria y literatura: ¿Quién soy?, conversatorio de Paula Bombara con docentes y estudiantes.