VOLVER A FILTROS

Qué es una biblioteca de libros digitales abiertos

Seguimos leyendo es una biblioteca de textos literarios abiertos y digitales que se enmarca dentro del proyecto Seguimos educando y que reúne materiales para leer, pero también —y sobre todo— para reinventar en lecturas productivas y creativas.


En una biblioteca de textos digitales se juntan dos universos muy potentes: la maravilla de la lectura y la magia de la flexibilidad del contenido digital.

Como sabemos, el contenido digital tiene ciertas propiedades por su materialidad: es editable, es fácil y económico para enviar y para guardar y, por lo tanto, circula con facilidad entre diversas personas.

En el ámbito educativo, estas características materiales posibilitan muchas prácticas que tienen que ver con la creatividad —reutilizar un contenido agregándole valor—, con la colaboración —intercambiar recursos— y con la eficacia o lo práctico —no hago de nuevo una actividad, tomo la anterior y la mejoro—.

Desde el año 2002 muchas organizaciones del mundo están trabajando para promover el uso abierto de recursos educativos en línea con la igualdad en el acceso a los recursos. Los recursos educativos abiertos o REA (en inglés, Open Educational Resources, OER) son documentos o materiales multimedia que se publican en portales, universidades o centros educativos y que permiten e invitan a que otros educadores los usen libremente pero sobre todo a que los transformen.

La posibilidad de reutilizar los recursos convoca a los docentes no sólo a personalizar el material según las características de su aula, sino que los motiva y estimula a crear sus propios recursos, sabiendo que pueden compartirlos y hacer lo mismo con otros docentes de otros establecimientos u otros participantes de la comunidad educativa en general. De igual manera, los alumnos podrán sentirse convocados a crear los suyos propios. Esto hace que el abanico de posibilidades sea infinito y que se renueve constantemente. Los recursos son de todos y para todos.

Si llevamos todo este potencial a los libros, el panorama se vuelve interesantísimo porque permite a los docentes y estudiantes no solo compartir saberes, sino experimentar nuevas formas de lectura y escritura en el mundo digital.

 


Hoy tenemos amplias posibilidades de leer en múltiples formatos, de producir escribiendo y reescribiendo en forma multimodal, de crear con facilidad productos complejos (texto, imagen, voz, música), paquetes significantes que nos permiten expresar en todos los modos, juntando muchas plataformas en gestos transmedia.

Una biblioteca abierta como Seguimos leyendo es para leer de esta manera: textos no tan nuevos que se pueden partir, mezclar, recrear y distribuir y publicar porque tienen licencia para estas prácticas. Entendiendo de manera rápida el concepto de transmedia, este conjunto de práctica es claramente una estrategia en la que el alumno es el protagonista, en la que su voz se hace oír y su producción cuenta.

Algunas ideas para hacer con los textos de la biblioteca

Les dejamos algunos disparadores que obviamente se pueden ampliar con nuevas ideas y opciones. Estas ideas apuntan a expandir los textos con voces, imágenes, gráficos y redes sociales.

Elijan un cuento, una novela o un poema que los convoque. Léanlo tranquilamente.

1.   Grabar un video como booktuber recomendando el texto elegido: contarlo, hacer una síntesis, dar              una opinión. Algunos ejemplos de páginas de booktubers como referencia:

2.   Grabar los textos y crear un nuevo tipo de producto: un audiolibro. Si se animan, pueden agregar música, efectos de sonidos, etc. Para música libre de licencias, pueden usar Red Panal.
Pueden grabar en audio un fragmento de una novela, o una poesía o cuento o mezclar creando una nueva obra.

3.   Juntar varias imágenes (fotos propias o de internet) y crear un libro totalmente visual. Pueden inspirarse en fragmentos de los libros de la biblioteca. Para imágenes libres de internet pueden utilizar Wikicommons.

4.    Crear una cuenta en redes sociales (Facebook, Instagram o Twitter, por ejemplo) de alguno de los personajes de los textos y que no necesariamente sea el protagonista. Seguro que este personaje sabe cosas que en el libro no están.  Inventen qué puede decir sobre los otros personajes, sobre el contexto o sobre la actualidad.

5.    Hacer una línea de tiempo en la que se señalan los momentos claves del texto o los que más les interesaron: los momentos en que se dieron el primer beso, el segundo, el tercero...

Nota técnica: los textos de esta biblioteca están en formato PDF. No es un formato editable pero sí es posible cortar y pegar los textos en un procesador de textos para reeditarlos y recrearlos.


Todas estas nuevas formas de lectura tienen en común la cultura de la colaboración. Todos leemos, todos tenemos un libro, todos tenemos una voz y lo interesante es que la podemos compartir. Por eso, cuando se lee se produce, porque se hacen recortes para leer, para reconstruir versiones según los intereses y miradas de cada uno.
Corto un capítulo, pego otro. Le doy, con mi lectura y con mi reescritura, un final o un principio que prefiero. Mi lectura es mi universo. Pero puede también ser del «otro». Leer es producir.      

Ficha

Publicado: 24 de abril de 2020

Última modificación: 24 de abril de 2020

Audiencia

General

Área / disciplina

Lengua y Literatura

Nivel

Primario

Secundario

Categoría

Actividades

Modalidad

Todas

Formato

Texto

Etiquetas

lectura

literatura

Autor/es

Educ.ar

Otros contribuyentes

Educ.ar

Licencia

Creative Commons: Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa)


Últimos recursos

Transiciones Inicial - Primaria: alfabetización digital

Transiciones Inicial - Primaria: matemática

Memorias en fragmentos: miradas sobre el Holocausto/Shoá