AC placas nuevas-01 (1).jpg

Desde comienzos del 2018, cuando la escuela recibió uno de los kits que entrega el Plan Aprender Conectados en establecimientos de todo el país, docentes y alumnos comenzaron a explorar las posibilidades que les ofrecía el equipamiento. En una primera instancia, los docentes fueron capacitados por el facilitador pedagógico, quien les presentó los materiales, sus funcionalidades y les mostró las posibilidades que tendrían a la hora de trabajar con el software Código Pi.

Después les tocó el turno a los estudiantes. La docente de 6º grado Marina Díaz, en conjunto con la docente de Tecnología, Cintia Aguirre, y el facilitador, Cristian Rojo, planificaron las mismas actividades para los chicos y las chicas con el fin de que tuvieran un primer contacto con el equipamiento.

«Entre los aspectos más significativos que sustentaron la llegada de los kits al aula estuvo la necesidad de relacionar el hardware y el software y ver cómo se pueden unir para poner en funcionamiento una máquina. Al principio explorando y después programando de forma guiada, relacionando cada paso como parte del proceso y no como hechos aislados», destacó la docente.

001.jpg

La escuela está ubicada en el Barrio Juan Pablo II, en Córdoba capital.

Música + programación: la implementación en el aula

La docente del grado y la profesora de Tecnología estuvieron a cargo de integrar el equipamiento al espacio escolar, con el objetivo de incentivar la participación desde el grado núcleo del Eje Código Pi del Plan Aprender Conectados. Las dos tomaron la iniciativa de introducir y guiar a los chicos en el armado de hardware y dejaron todo el protagonismo en sus manos.

En la primera clase, los jóvenes conocieron las partes que componen el equipamiento. En una segunda clase, con ayuda del facilitador, la propuesta fue acercar a los chicos a la programación y la robótica a través de la música. Entonces se les indicó trabajar con el software Sonic Pi que se utiliza para programar música. «Ellos y ellas fueron creando los sonidos y después todos escucharon las producciones de los otros equipos», explicó Marina Díaz. 

AC placas nuevas-03-03.jpg


La docente contó que los chicos se mostraron muy interesados desde el primer minuto y trabajaron muy bien en equipo: pudieron resolver desafíos, tomaron decisiones propias, cumplieron con los objetivos propuestos y lograron ponerse de acuerdo en muchas ocasiones. 

El cambio de roles

«Por primera vez los estudiantes pasaron de ser usuarios de computadoras a ser armadores, reconocieron sus partes y entendieron para qué sirven. Lo que se buscó fue que tomaran el protagonismo y los docentes seamos guías para el grupo», dijo Marina Díaz.

A la hora de programar se inició el trabajo con una modalidad más lineal siguiendo las actividades del programa Código Pi. Posteriormente los docentes y los estudiantes pasaron a la etapa de búsqueda creativa para elaborar cada proyecto grupal. De esa manera, lograron articular equipos, aprender a respetar a los compañeros y sus ideas, manejar conceptos propios de la Educación Digital e introducirse en el mundo de la programación.

IMG_20180618_133421 (3).jpg

Código Pi

Es un eje de implementación que busca complementar el aprendizaje de la Matemática. Incluye una guía, secuencias didácticas, recursos y estrategias de educación digital inclusiva para docentes del Segundo Ciclo de Educación Primaria.

Enlaces recomendados

Colección Aprender Conectados

Aprender Conectados en primera persona