Por qué se oxidan las frutas

¿Quieren descubrir por qué se oxidan las frutas y algunos vegetales cuando los cortamos? Los invitamos a conocer cuál es la razón y a experimentar sobre cómo evitarlo. Actividad apta para todas las edades. Se recomienda el acompañamiento de personas adultas para niñas y niños de hasta 9 años.

En esta oportunidad, les proponemos el armado de un experimento casero en la cocina de sus hogares. Vamos a probar varias opciones para evitar el oxidado de las frutas y descubrir qué pasa a través de los resultados. ¿Se animan?

¿Qué van a necesitar para esta actividad?

  • Frutas (manzanas, bananas o peras)
  • 1 cuchillo
  • 1 cucharita
  • 5 recipientes (tipo bowls de vidrio o cerámica)
  • Azúcar
  • Agua
  • Jugo de limón
  • Papel film de cocina o bolsa de nailon

 Una botella con agua, recipientes de vidrio, dos manzanas, medio limón, un cuchillo, una cucharita, un rollo de papel film y un recipiente con azúcar, sobre una mesa.

 

¡Paso a paso!

Paso 1

Para empezar, les preguntamos: ¿qué significa que se oxiden las frutas? ¿Cómo nos damos cuenta? Si observan bien, luego de cortar una fruta (como por ejemplo una banana, manzana o pera), si dejan pasar un rato, empieza a aparecer una tonalidad amarronada o de color pardo. Eso indica que la fruta se está oxidando porque se encuentra en contacto con el aire. También puede verse fácilmente en verduras como, por ejemplo, en la papa o la berenjena. 

Los vamos a guiar en cómo diseñar un experimento para descubrir qué es lo pasa cuando se oxidan las frutas. Lo primero que harán será preparar 5 recipientes con condiciones diferentes. Al primero, lo dejarán vacío, tal cual está. Al segundo, lo llenarán con agua. Lo mismo harán con el tercero pero, en lugar de agua utilizarán limón (puede estar mezclado con un poco de agua). En el caso del cuarto recipiente, le agregarán unas cucharaditas de azúcar. 
 

 

Paso 2

En este segundo paso van tomar dos unidades de la fruta (manzana, pera o banana) que hayan elegido para luego pelarlas y cortarlas en cubitos. Una vez que estén listas, colocarán más o menos la misma cantidad de cubitos en cada uno de los cinco recipientes preparados en el paso anterior. En todos los casos deberán revolver un poco. En aquellos recipientes con líquidos (el de agua y el de jugo de limón), asegurense de que los cubitos de fruta queden completamente cubiertos por el líquido. Por último, el recipiente con film (o bolsa de nailon) debe estar tapado lo mejor posible sin que ingrese aire. Ahora dejarán pasar como mínimo 30 minutos para continuar con el paso 3.

 

Paso 3

¿Qué resultados obtuvieron? ¿Todos los cubitos de frutas se tornaron de un color amarronado en su superficie? ¿Qué diferencias pudieron observar entre los distintos tratamientos?

La oxidación de las frutas sucede gracias a la presencia de determinados compuestos en ellas. Éstos sufren un proceso de oxidación al estar en un medio adecuado y en contacto con el aire. ¿Qué significa esto? Que el proceso de oxidación utiliza el oxígeno del aire, y que además, este proceso sucede a un pH relativamente neutro.

Entonces, ¿cuáles de los recipientes no estuvieron en contacto con el aire y cuáles sí? ¿A cuáles de ellos se le agregaron sustancias que pudieron haber modificado ese medio neutro? ¿Podría el azúcar estar evitando la oxidación?
 

El primer recipiente con cubitos de manzana amarronados, el segundo con cubitos de manzana blancos sumergidos en jugo de limón.

Los invitamos a probar con otra fruta o verdura y observar si sucede lo mismo. Y si tienen ganas de aprender un poco más y profundizar sobre esta temática les dejamos algunas sugerencias.


Sugerencias

Ficha

Publicado: 29 de julio de 2020
Última modificación: 29 de julio de 2020

Audiencia

Área / disciplina

Nivel

Categoria

Modalidad

Formato

Etiquetas

Autor/es

Licencia

Últimos recursos

Fauna. La llama