Francesco Tonucci: «Soy muy severo con la escuela, pero es solo un efecto del amor profundo que tengo por la educación»

El pedagogo y dibujante italiano Francesco Tonucci reflexionó sobre la infancia en tiempos del COVID-19, sobre la oportunidad única de tomar este tiempo para experimentar y poner en juego lo que queremos cambiar y lo que queremos conservar. Lo hizo a través de una videoconferencia en vivo por YouTube con el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

 

 

Por Verónica Castro

El 6 de mayo pasado a las 16 horas, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, dialogó con el escritor, dibujante y psicopedagogo italiano Francesco Tonucci. La conferencia, titulada «La infancia y el COVID-19», duró casi una hora y fue transmitida en vivo a través del canal de YouTube del ministro. Fue la primera del ciclo «Diálogos sobre educación: escuela y conocimiento en tiempos de pandemia», actividad organizada por el Ministerio de Educación de la Nación, junto con el apoyo de la Universidad Pedagógica Nacional (UNIPE) y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

Francesco Tonucci comenzó citando a Gianni Rodari y su técnica de binomios fantásticos como disparador para pensar el tema de la charla (infancia y pandemia), en el sentido amplio de buscar conectar con creatividad cosas opuestas y realidades no pensadas. También se refirió a la idea de Albert Einstein sobre la crisis como una bendición para personas y países, porque la crisis trae progresos, pero, para ello, tenemos que asumir que las cosas como eran no funcionaban, que hay cosas que cambiar.

A partir de estas premisas, Tonucci se refirió al contexto actual del COVID-19 y señaló la infancia como la etapa clave donde están los cimientos sobre los que se va a construir a lo largo de la vida:

«En esta etapa, siempre estuvo la familia como el lugar de los afectos; la escuela, como el lugar de los aprendizajes, y la calle, como el lugar de los amigos, la aventura y el juego. Hace tiempo que los niños han perdido este tercer lugar, y se le ha pedido a la escuela que lo ocupe con distintas actividades también extracurriculares y la escuela lo ocupó. Pero ahora la pandemia ha vuelto a reducir los lugares de los niños a uno solo: la casa».

En este sentido, a Tonucci le interesa saber qué les pasa a los chicos en esta cuarentena. Una de las iniciativas que propone y lleva adelante desde su proyecto «La Ciudad de los Niños» es pedir que le hagan llegar las ideas de los niños, le interesa saber lo que piensan, lo que están sintiendo y lo que proponen: «eso es lo mejor». Tonucci y su equipo llevan a cabo una investigación, que posteriormente publicarán, sobre estas respuestas de los niños. Adelantó tres cosas que han podido concluir de lo que dicen los niños:

  1. Les faltan los amigos. La escuela es el lugar de encuentro con los amigos y, ahora que no pueden ir, les faltan los amigos, no les falta la escuela. Si bien los niños se conectan con sus amigos más íntimos, no lo hacen con todo el grupo. Por eso, Tonucci sugirió que, en las nuevas plataformas que se desarrollen para las escuelas, hubiera «un espacio donde los niños puedan discutir con todo el grupo».
  2. Los niños están contentos de estar más tiempos con sus padres. Tonucci señala que, en términos generales, los chicos dicen que están contentos, aunque no olvida que hay familias en las que puede haber situaciones problemáticas. «Los niños aprenden cosas de los padres y aprenden cosas que nunca antes habían hecho». Este es el punto principal en el que Tonucci se apoya para proclamar con énfasis su idea de que la casa puede convertirse en un laboratorio si nos lo proponemos.
  3. Lo que no soportan son las tareas. En esta cuarentena, Tonucci propone que la escuela cambie, que no dé las tareas de siempre, sino otras tareas. Tareas que puedan realizar en la casa: lavar, planchar, coser botones, cocinar, ver fotos familiares, leer toda la familia junta en algún momento del día, como un momento en familia. De esa forma, se inculca el amor por la lectura. La escuela puede empezar pidiendo a los padres que los ayuden y les den estas tareas a los niños. Pero esto es solo la primera parte, para empezar, y luego, con la ayuda de los docentes, los chicos pueden aprender matemática, lengua, historia sobre la base de lo que descubren con estas tareas en las casas. He aquí la firme propuesta de Tonucci: que la escuela pueda trabajar ahora a partir de leer estas tareas de la vida cotidiana con una mirada científica. «Los niños con gusto estudian a partir de cosas que les ocurren en su vida», dice Tonucci. Imagina que un profesor de Física puede proponer estudiar conceptos de física través de platos de cocina, por ejemplo. Se refiere a una escuela de la vida, una escuela del mundo de los niños como el desafío.

Sobre el desafío de la escuela luego de la pandemia

«Este año no habrá muchas evaluaciones, tenemos la oportunidad de experimentar sin miedo, de intentar una escuela distinta. En este tiempo de emergencia, se va a poner en juego lo que queremos cambiar y lo que queremos conservar. No perdamos los aprendizajes que nos trajo esta pandemia en todos los ámbitos de la vida en las ciudades».

Sobre el mundo virtual

«El mundo virtual, que tanto nos ayuda ahora, no es una nueva didáctica, es un instrumento para llevar adelante los contenidos que proponemos. No en todos los hogares hay conectividad o espacio para hacer tarea en una mesa con una computadora, pero sí en todas las casas se limpia, se cocina, etc. Entonces, si los niños pueden aprovechar estas tareas con autonomía, va a ser un aprendizaje para llevar a la escuela».

Consejo para niños y adolescentes

«Tengan un diario para escribir sobre estos días, para dejar testimonio de este tiempo de pandemia, como un amigo para confiarle lo que sienten, porque es una experiencia única que seguro olvidarán y, cuando la lean en el futuro, será interesante».

Un día de regalo para los niños

A través de su proyecto internacional La ciudad de los niños, Tonucci hizo una petición como un regalo para los niños:

«A través de la página web de proyecto proponemos que, en el momento en que se levante la cuarentena, se deje un día más antes que todo se abra y les regalemos un dia a los niños en nuestras ciudades, sin tráfico, sin contaminación, un día para que salgan a encontrarse a jugar con otros niños. Los adultos solo pondremos las reglas: salir con barbijos, a distancia prudencial y sin tocarse; ellos inventarán los juegos. El desafío es que piensen juegos nuevos con estas reglas, estoy seguro de que vamos a tener mucho que aprender de ellos».

Una propuesta para los maestros

«Pregunten a los padres qué aprendieron de cómo son sus hijos, qué aprendieron de su carácter, de lo que les gusta. Las tareas de la escuela no son buenas para que los niños expresen su personalidad, y sus emociones. En cambio, ahora que los tenemos cerca mucho tiempo, si interrogamos y discutimos con los niños acerca de lo que hacen, por qué lo hacen así, si les gusta. Son aprendizajes por la vida, verdaderos, reales, tranversales, no tienen diferencia de género, ni diferencias sociales».

Palabras finales del ministro

El ministro de Educación afirmó que, en esta misma línea de reflexión de Tonucci, se está trabajando con las provincias evaluando, a modo de testimonio, lo que está sucediendo en este tiempo y el vínculo del docente no solo con el estudiante, sino con la familia. Se busca que esto sirva como aprendizaje para cuidar el vínculo que se genera hoy entre la escuela y la familia como un activo para nuestra escuela y nuestra sociedad. Y destacó también que, en el difícil momento actual, hay un gran reconocimiento social a nuestra escuela, y a nuestros maestros y maestras.

Para finalizar, adelantó una iniciativa que se llevará adelante en el marco del Programa Seguimos Educando: la distribución de un cuarto cuaderno de actividades, que se suma a los tres anteriores ya en distribución en todo el país, inspirado en las recomendaciones de Francesco Tonucci.

Ver la charla completa en YouTube

Ficha

Publicado: 08 de mayo de 2020
Última modificación: 22 de octubre de 2020

Audiencia

Área / disciplina

Nivel

Categoria

Modalidad

Formato

Etiquetas

Autor/es

Licencia

Últimos recursos

"Violencia NO”, un rap de Wax