Gino Bartali, «Justo de las Naciones»

En el año 2013 Yad Vashem, la autoridad israelí para el estudio, la investigación y la recordación del Holocausto, reconoció como «Justo de las Naciones» a Gino Bartali, una de las figuras legendarias del ciclismo de carretera en Italia y Europa. El ciclista italiano fue parte de una red clandestina que se dedicó a brindar ayuda a los judíos perseguidos durante el Holocausto. Gracias a sus acciones, muchas personas- adultos, jóvenes y niños- sobrevivieron a la persecución y el exterminio perpetrados por el nazismo.

 

Compartir en

Foto de Gino Bartali donada a Goldenbergs
https://www.yadvashem.org/yv/es/exhibitions/righteous-sportsmen/bartali.asp

El recuerdo de Gino Bartali nos permite abordar algunas dimensiones que pueden resultar relevantes para la enseñanza de temas de Ciudadanía, Memoria y Derechos Humanos: ¿Qué podemos hacer frente a la persecución de grupos minoritarios? ¿Cómo pensar los vínculos entre el deporte y la política? ¿Qué sentidos tienen las prácticas de recordación y reconocimiento de las acciones destinadas al salvataje de personas en contextos de persecución y exterminio? 

¿Qué fue el Holocausto?

Cuando nos referimos al Holocausto/ Shoá hacemos mención al crimen masivo, premeditado y perpetrado por el nazismo sobre la población judía europea. Tras el ascenso del nacionalsocialismo en Alemania en 1933 se implementó una política estatal de discriminación y persecución sobre los judíos, la cual fue desplegada, en una primera etapa, a través de las leyes antisemitas de Nuremberg establecidas en 1935, y la cual se radicalizó, primero, en 1938 con la Noche de los Cristales Rotos (Kristallnacht), una serie de ataques violentos a propiedades y locales de la población judía, luego en 1939 con la reclusión de las poblaciones judías a zonas urbanas específicas de residencia, los guetos, encontrando su extremo de violencia a partir de 1941, con las deportaciones masivas y el aniquilamiento sistemático de judíos en campos de exterminio, a partir de lo que los nazis llamaron «La solución final a la cuestión judía». 

Para ampliar, sugerimos leer la pregunta ¿Qué fue el Holocausto? del libro Holocausto y genocidios en el Siglo XX. Preguntas, respuestas y propuestas para su enseñanza.    

Llegada de un convoy de judíos a la terminal ferroviaria de Auschwitz-Birkenau
 

¿Qué son los Justos de las Naciones?

El título de «Justos de las Naciones» es un reconocimiento concedido por el Estado de Israel a todas aquellas personas, no judías, que arriesgaron sus vidas para salvar judíos durante los años en los que se implementó la política criminal del nacionalsocialismo en Europa. Este reconocimiento y distinción es otorgado por Yad Vashem, la autoridad estatal para el estudio, la investigación y la recordación del Holocausto quien, para otorgarlo, tiene en consideración que las acciones de aquellos que son propuestos para recibir la distinción no lo hayan sido con la intención de obtener un beneficio a cambio.

Entre los casos más conocidos se encuentran los de diferentes funcionarios diplomáticos que arriesgando sus carreras profesionales, y en oposición a las políticas oficiales de sus respectivos países, libraron visas de asilo y tránsito colaborando con las vías de escape de quienes buscaban refugio. 

También fueron reconocidos muchos ciudadanos que salvaron vidas ocultando judíos en sus casas. Otros casos incluyeron a personas con prestigio o recursos económicos, como el caso de Oskar Schindler, y su esposa Emilie, consagrado en la película de Steven Spielberg, quienes lograron salvar a una cantidad importante de judíos cuando los emplearon en sus empresas.

Finalmente, fueron reconocidos como «Justos de las Naciones» aquellos individuos que, como Gino Bartali, participaron de redes de solidaridad y resistencia contra los regímenes nazi-fascistas, y que desarrollaron diversas acciones para salvar judíos de la persecución y el exterminio. Desde 1963, momento en que se implementó el programa, hasta la actualidad, fueron reconocidas más de 27.000 personas con este título. Para más información sugerimos ingresar a la página de Yad Vashem

En específico, desde el ámbito del deporte diferentes personas fueron reconocidas con este título, destacando su solidaridad y heroísmo durante el Holocausto. Estás son algunas de sus historias: Las historias de Justos de las Naciones que dedicaron sus vidas al deporte.

 

Certificado de Gino Bartali Justo de las Naciones. En su parte inferior se encuentra la leyenda que acompaña siempre a este reconocimiento que dice: “Quien salva una vida, salva al mundo entero”, frase que remite una frase del Talmud -texto principal del judaísmo rabínico- la cual simboliza la fe en la humanidad.

 

Gino Bartali nació en Florencia en 1914. Fue un  reconocido deportista en Italia: campeón del Giro d'Italia en tres ocasiones (en 1936, 1937 y 1946) y del Tour de France dos veces (en 1938 y 1948), constituye uno de los íconos del ciclismo de carretera. Por sus notables logros deportivos se convirtió en popular y admirado en Italia. Su trayectoria deportiva se complementa con su contribución, durante los años de la Segunda Guerra Mundial, para ayudar a salvar familias judías afectadas por el Holocausto. Bartali, que era conocido por cubrir largas distancias para entrenarse, trasladaba de un lugar a otro documentos falsos en los tubos de su bicicleta que sirvieron para ocultar o facilitar la huida de personas de Europa.

Después de la ocupación alemana de partes de Italia, en septiembre de 1943, Bartali comenzó a cumplir un papel importante en el rescate de judíos en el marco de una red iniciada por el cardenal Ellia Dalla Costa y el rabino Nathan Cassuto que habían organizado una red clandestina, formada por laicos, monjas de clausura, frailes franciscanos y monjes oblatos, que ayudaba a escapar a centenares de judíos amenazados por las leyes raciales y las deportaciones que habían empezado en septiembre de 1943.

Entre los testimonios recuperados por Yad Vashem, se destacan los de la familia Goldenberg. Shlomo Goldenberg-Paz, que en 1941 tenía apenas 9 años, relató que recordaba un encuentro con Bartali y un familiar de éste, Armando Sizzi, el cual era un amigo íntimo de su familia. Ambos se sentaron a conversar con el padre de Shlomo. Recordaba muy bien la ocasión porque el famoso ciclista le había dado una bicicleta y una foto con una dedicatoria, que Goldbenberg-Paz conservó por siempre. Pocos años después, la familia Goldenberg pasó a la clandestinidad: Shlomo fue enviado al principio a un convento, pero luego se unió a sus padres en un apartamento en Florencia que pertenecía a Bartali. La vivienda estaba ocupada por Armando Sizzi, pero Goldenberg relató que sus padres le habían dicho, después de la guerra, que durante todo ese tiempo Bartali les había ayudado y mantenido. Un primo de Goldenberg, Aurelio Klein, también había escapado a Florencia porque había oído que allí se podían obtener documentos falsos. Permaneció en el apartamento con la familia Goldenberg por algún tiempo y luego huyó a Suiza con ayuda de documentos falsos. Klein relató que la madre de Shlomo Goldenberg había recibido documentos falsos de manos de Bartali.
 
Después de la guerra el corredor nunca habló acerca de sus actividades clandestinas durante la ocupación alemana, por lo que muchos de sus audaces esfuerzos siguen siendo desconocidos. Sara Corcos, quien trabajó para el Centro di Documentazione Ebraica Contemporánea (CDEC) en Milán, le contó a su sobrina Shoshan Evron, la hija de rabí Nathan Cassuto, que se había encontrado con Gino Bartali después de la guerra. Este se negó rotundamente a ser entrevistado e indicó que había actuado motivado por su conciencia, por lo que quería que sus acciones no fueran documentadas. Sólo cuando Corcos le señaló que estaba emparentada con la familia del rabino Cassuto Bartali muy emocionado aceptó hablar, con la condición de que no fuese grabado. En la conversación con Corcos relató acerca de los documentos falsificados y el rol que había cumplido en la distribución de los mismos.


Actividades

1- Les proponemos ver el siguiente corto documental, «El secreto de Gino Bartali», con la historia y testimonios sobre la vida de Gino Bartali, y trabajar a partir de las siguientes preguntas: ¿Qué podríamos destacar de su trayectoria? ¿Qué relación pueden establecer entre religiosidad, política y deporte en este caso? En el documental aparece en varios momentos la relación entre política y deporte. ¿Podrías identificarlos? 
2- Los vínculos entre política y resistencia han constituido uno de los vectores de memoria de los pasados traumáticos. Les proponemos realizar un trabajo con estudiantes que permita recuperar otras experiencias: ¿Qué otras experiencias, como la de Gino Bartali, podríamos recuperar para pensar esta relación? 
Realizar una pequeño relevamiento que permita reponer experiencias e historias de vida en las que figuras, equipos y/o eventos deportivos hayan tenido un vínculo directo con el acontecer político. ¿Cuáles de ellos podemos relacionar con el compromiso de Bartali?

Ficha

Publicado: 25 de junio de 2019
Última modificación: 25 de junio de 2019

Audiencia

General

Materias

Ciencia Política Ciencias Sociales Historia Formación ética y ciudadana

Nivel

Primario Secundario Superior

Etiquetas

efemérides

Licencia

Últimos recursos

Infod: Logros de gestión 2016-2020

Secundaria Rural 2030 - Matemática

Secundaria Rural 2030 - Lengua

Secundaria Rural 2030 - Historia

Secundaria Rural 2030 - Ciencias Naturales

Gino Bartali, «Justo de las Naciones» - Educ.ar