La propuesta surgió por iniciativa de los alumnos del Instituto Ayelén y después se sumaron dos escuelas en las que Gomis es docente: Escuela Secundaria N.º 24 y Escuela Secundaria N.º 8, las tres de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires. Tras haber participado en el programa «Jóvenes y Memoria», en el que uno de los requisitos era presentar un trabajo final como síntesis de una investigación, los chicos empezaron a pedirle al docente tener un espacio en donde mostrar el trabajo realizado durante la cursada.

Armaron un canal de YouTube y ese espacio, con el tiempo, empezó a nutrirse de más y más documentales. «Ahora subimos un audiovisual por mes, todos pensados, producidos, filmados y editados por los alumnos de nivel secundario, quienes son los protagonistas de este canal», explicó Gomis.

Para el docente y los estudiantes, el desafío tras abrir este canal fue compartir con la sociedad el material elaborado. «Usar una plataforma como YouTube es un interminable libro de historia reciente y cada vez que le decimos a un pibe “sos el futuro”, olvidamos que también es el presente y que su voz debe ser escuchada», remarcó el docente.

Las temáticas que se abordan en cada video se consensúan entre todos los estudiantes. Hay una semana en la que los chicos forman grupos y arman proyectos basados en problemáticas que les resultan cercanas o interesantes. Posteriormente, se asigna un día en el que todos los equipos presentan sus propuestas y, una semana después, tras hacer campañas reñidas, democráticamente, votan.

«Una vez que está el proyecto elegido, todos se ponen la camiseta del mismo equipo y se pone en marcha la producción», contó el docente. Asimismo, contó que los estudiantes se dividen las tareas: algunos se abocan a la filmación, mientras que otros lo hacen al vestuario o la edición, por ejemplo. 

IMG-20161202-WA0079.jpg

La edición: el producto final

Gomis contó que el proceso de edición es realizado por un grupo de estudiantes y que, tras el armado de una «especie de storyboard», comienza el trabajo en la isla de edición, compuesta por tres computadoras. Además, explicó, tienen una premisa: que el material final no supere los diez minutos. Por eso, muchas veces la edición les significa bastante tiempo de trabajo, ya que —por ejemplo— algunas de las entrevistas duran una hora y se editan unos pocos minutos. 

IMG-20161212-WA0008.jpg

Con vista al futuro

El docente compartió con educ.ar el desafío que tienen en los próximos meses: hacer crecer el canal y lograr publicar más de un producto por mes. Actualmente, los jóvenes trabajan en varios proyectos: Mi nombre es Malvina (historia sobre los hijos adolescentes de los excombatientes, sus vivencias, sentimientos…), Forreame (historia de un adolescente con VIH que muestra su vida con esta enfermedad), 4 Centinelas (resumen de entrevistas a las familias de caídos en Malvinas) y un trabajo sobre cyberbullying que aún no tiene nombre. 

20170428_091336.jpg

Recomendaciones: «herramientas para editar videos»

¿Cómo hacer un video?

Movie Maker

Edición de video en las netbooks