Unicoos es el canal de YouTube que en el 2006 creó David Calle Padilla. En la actualidad, cuenta con casi un millón de suscriptores y más de cien millones de visualizaciones en sus videos de Matemática, Química, Física y Tecnología; asimismo es el canal educativo más visto en España y el tercero a nivel mundial de habla hispana.

El profesor logró cautivar a alumnos y docentes, jóvenes y adultos, con su innovadora forma de enseñar, lo que lo llevó a hacerse conocido en el entorno educativo internacional y obtener reconocimientos como el de Google por ser el canal con mayor impacto social en España o haber estado entre los 10 finalistas aspirantes al «Global Teacher Prize 2017» (galardón conocido como «el Nobel de la educación»).

davidcalle.jpg

En esta entrevista para educ.ar, David compartió su mirada sobre el éxito de los videos como recurso pedagógico y sobre cómo los docentes pueden innovar en sus clases.

—¿Qué fue lo que te llevó a buscar una nueva estrategia para enseñar Matemática?

—No me daba tiempo para explicarles a mis alumnos todo lo que necesitaban, sobre todo a aquellos que tienen un ritmo más lento de aprendizaje o a aquellos que, por las razones que fueran, habían olvidado o no asimilaron en su momento conceptos básicos. Eso hacía muy difícil conseguir que todos partieran del mismo punto y afrontaran sus lecciones o ejercicios en las mismas condiciones y con el mismo nivel. Lo más preocupante es que esos alumnos estaban desmotivados, les costaba mucho conectarse con las clases y seguir mis explicaciones. Por esa razón, pensé que grabar videos en YouTube sería una solución: podría aprovechar las ventajas de los videos interactivos y la posibilidad que tienen de verlos una y otra vez, pararlos, rebobinarlos o incluso adelantarlos. 

—Unicoos hoy tiene casi un millón de suscriptores en YouTube, ¿a qué atribuís el éxito de tu propuesta?

—Humildemente, creo que consigo aportarles pasión y energía. De algún modo consigo inspirarles el espíritu de lucha, trabajo, y la sensación de que, si se esfuerzan, todo es posible. Por supuesto, nuevamente repito, con humildad, que llevo 20 años dando clases, conozco las dudas de los estudiantes, sus problemas, sus fallos, aquello que les cuesta asimilar, y esa experiencia es la que trato de llevar a los videos. En este último tiempo, intento relacionar todo lo que estudian con el mundo que les rodea y sus pasiones. Trato de despertar en ellos curiosidad e ilusión por aprender, para intentar convencerlos de que la ciencia está presente en todas partes y que todo lo que estudian en las clases no son simplemente números y letras en un papel, sino que es la base de todos los avances tecnológicos que disfrutamos y los que están por llegar.

—¿Cuáles considerás que son las cualidades que debería tener o desarrollar un docente en este momento de la educación?

—Los profesores poseen capacidades, competencias y conocimientos suficientes como para poder afrontar sus clases. A mí, lo que me funciona es «enfrentarme» a ellos con toda la pasión y energía del mundo, para empatizar y ponerme en su lugar. Lo que intento es ser más un compañero de viaje, alguien que está ahí simplemente para ayudarlos a ser mejores e incluso para aprender junto con ellos, y no un profesor inaccesible que lo sabe todo.

—¿Cuál creés que es el desafío de la educación en el futuro?

—Tratar de adaptar el modelo tradicional, que tiene muchas virtudes y no solo defectos, a la sociedad en la que vivimos y viven nuestros alumnos: dominada por la tecnología y las redes sociales. La llamada generación Z es mucho más social y tolerante, pero también menos tolerante con el fracaso, la frustración, y es demasiado impaciente. Como docentes tenemos que intentar enseñarles que la vida es una carrera de fondo en la que se deberán enfrentar ante miles de obstáculos y dificultades de los que no siempre saldrán victoriosos.

—¿Qué consejos les darías a aquellos docentes que todavía no se atreven a innovar en sus clases?

—Que solo piensen en sus alumnos, en aquello que puede ayudarlos a ser mejores y que no tengan miedo de intentar cosas diferentes. Como suelo decirles a mis Unicoos: ¡no se rindan nunca! Tenemos una gran responsabilidad, la más bonita de todas las responsabilidades.

—Específicamente en Matemática, ¿cuáles son los beneficios de utilizar recursos digitales en las clases? 

—En mi caso particular, introducir videos en la dinámica de aprendizaje fue una inestimable ayuda para darle una vuelta a las clases (los anglosajones lo llaman flipped classroom). Esto permite que todos los alumnos se pongan al mismo nivel antes de afrontar una lección y que estén más motivados. Al utilizar los videos, las clases no empiezan cuando el profesor entra en el aula, sino que empiezan en casa. Luego, en el aula, el profesor debe abandonar su zona de confort y hacer un ejercicio de creatividad: puede utilizar sus horas para profundizar más allá, resolver dudas, debatir con sus alumnos, plantear ejercicios colectivos en los cuales los estudiantes se sientan implicados y dejen de ser sujetos pasivos.

—¿Por qué recomendarías Unicoos a docentes y estudiantes?

—En Unicoos.com no solo encontrarán videos, también pueden hallar teoría, ejercicios resueltos y exámenes de autoevaluación. El canal tiene un claro objetivo: que nadie se pierda en el camino porque en algún momento no llevaba el mismo ritmo que el resto de la clase o simplemente porque no entendieron una derivada. 

Más sobre David Calle Padilla

Los invitamos a seguir conociendo más sobre el trabajo de David Calle Padilla, a través de este video que se compartió en los «Global Teacher Prize 2017», la premiación en que el profesor fue seleccionado entre 10 finalistas.

Unicoos en la web

Canal de YouTube
Unicoos.com
Facebook
Instagram