16092011David cuenta que la escuela, antes de la llegada de las netbooks, le representaba un esfuerzo grande. Pero ahora se siente muchísimo más interesado en el estudio. Ejercitar la lectoescritura, la lengua de señas y enviar correos electrónicos, entre otras cosas, lo ayuda a ampliar su vocabulario y comprender mejor los contenidos de las materias. Además, la netbook le permite practicar la lengua de señas.

Finalmente, David nos cuenta que le encanta trabajar con la computadora y mostrarle a los demás lo que se está haciendo, y agradece la oportunidad que se le ha brindado.

Este testimonio forma parte de una serie de entrevistas a docentes que constituirán un banco de experiencias valiosas para las escuelas, que a nivel nacional, serán beneficiadas por el Programa Conectar Igualdad.