27092011Marianela Borda destaca que antes de recibir las computadoras había chicos que no podían completar las tareas, por problemas económicos o de distancia. "Algunos chicos tienen que recorrer grandes distancias para llegar a un cíber", dice.

Esta alumna toma el hecho de haber recibido la netbook para estudiar como un compromiso. Ella piensa que la forma de valorar la llegada de esta nueva herramienta es a través del estudio, y propone a los alumnos esforzarse un poco más para reconocer el esfuerzo que implica que cada vez más escuelas reciban las computadoras del Programa Conectar Igualdad. Marianela cierra diciendo que gracias al aprendizaje con la computadora muchos de los alumnos podrán, si quieren, convertirse en profesionales el día de mañana.

Este testimonio forma parte de una serie de entrevistas a docentes y alumnos que constituirán un banco de experiencias valiosas para las escuelas que a nivel nacional serán beneficiadas por el programa Conectar Igualdad.

De esta forma otros docentes, directivos, alumnos, padres y toda la comunidad educativa podrán, a partir de casos concretos, conocer las actividades que se pueden llevar a cabo con el modelo 1:1 y pensar nuevas formas de utilizar las netbooks en sus clases.

Nota: en colaboración con Javier Romero