Torneo de robótica educativa
 

Un torneo virtual de robótica creado por una escuela técnica de Carlos Casares para las ciudades vecinas que se terminó convirtiendo en un evento internacional con seis países participantes y más de 100 equipos inscriptos. 

La idea de Diego Bergues, profesor de la Escuela de Educación Secundaria Técnica Nº 1 de la localidad bonaerense de Carlos Casares, era organizar un torneo local de robótica con un alcance reducido (su ciudad y las circundantes). Esa fue la propuesta planteada al director de la institución, Hernán Arambarri, y así surgió Virtual Dual. Sin embargo, nunca imaginaron que se transformaría en un evento internacional con seis países participantes (Argentina, Bolivia, Canadá, Colombia, El Salvador y Perú), 100 equipos inscriptos y unos 300 estudiantes.

flyer del torneo de robótica Virtual Dual que muestra un diseño de un robot.

Hace unos años la EEST Nº1 comenzó a dar sus primeros pasos en el mundo de la robótica. Participó de distintos concursos y ferias hasta lograr ser designada sede de la Liga Nacional de Robótica, en 2020, pero la pandemia truncó ese anhelo.

No obstante, Bergues estaba decidido y pensó en canalizar lo proyectado de otra forma. Le propuso entonces al director Arambarri que la institución se sumara a un concurso de robótica de Colombia. Como tuvieron una buena participación, se animaron a repetir la experiencia con otro certamen, en México. Esto dio origen a diversas participaciones en iniciativas similares del Brasil, Paraguay y de la Argentina en el transcurso de ese año. 

Tras haber logrado así cierta experiencia en el mundo de la robótica educativa, Bergues le sugirió a su director impulsar una iniciativa desde la escuela. «Vamos a volcar nuestra experiencia, no nuestro conocimiento porque continuamente vamos aprendiendo, a las demás localidades de acá de provincia», cuenta Diego que pensó al iniciar el proyecto. Y continúa explicando que la idea era «hacer algo de robots de muy bajo costo porque sabemos que hay escuelas que, de por sí, tienen un poco de miedo de comenzar. Si a ese miedo le sumás un costo alto, no arrancan».

Armaron entonces tres categorías: la primera, «Seguidor de dos infrarrojos», pensada con robots económicos a partir de insumos reciclados de netbooks; la segunda, «Seguidor de más de dos infrarrojos», basada en las condiciones de la mayoría de los concursos en Latinoamérica (así las escuelas que optasen por esta última podrían presentar el proyecto en otros concursos para amortizar la inversión); y por último, para quienes no tuvieran oportunidad de presentar un robot, crearon una tercera categoría, «VR vex Code», que es un software de programación virtual donde se resuelven desafíos con un tiempo límite. Si bien el concurso sería coordinado por un equipo de ocho profesores de la EEST Nº 1, los jueces no pertenecerían a ella.

Publicaron el certamen en sus cuentas de Facebook e Instagramy, como dice Diego, «un poco así nació la idea y vamos a ver si se nos suman». 

El profesor relata lo siguiente: «Nosotros somos de Carlos Casares, y se nos sumaron de Chivilcoy, Bolívar...». Y luego: «Desconociendo el poder de las redes sociales, vimos que empezó a sumarse gente de, por ejemplo, Chaco, Salta y ya se sumó gente de Ecuador y de Perú, y gente de Canadá y, bueno, terminaron siendo más de seis países, más de 300 estudiantes un día sábado».

La hija adolescente de Diego le sugirió consultar entre sus estudiantes si contaban con cuenta en Twitch, la red social predilecta de las personas gamers, para transmitir el evento en vivo. Resultó que tres de sus estudiantes contaban con una cuenta. Finalmente, uno de ellos, de 4º año, se ofreció a transmitir en vivo por la red social. Así, el 26 de junio de 2021, fecha del primer encuentro del certamen, la escuela estrenó su nueva cuenta en la plataforma. La transmisión cubrió las doce horas de #VirtualDual. Algunos de los proyectos presentados pueden verse en la cuenta de Instagram del Club de Robótica de Casares.

 

Dado el éxito de la convocatoria, la escuela sumó dos fechas más al torneo. El 28 de agosto y el 15 de noviembre de 2021, en coincidencia con el Día de la Educación Técnica.

En cuanto a la elección de las plataformas y las bases del concurso, el director Arambarri detalla que se evaluaron distintas opciones. Fundamentalmente, tuvieron en cuenta plataformas con las que ya estaban familiarizados debido a su participación en otras convocatorias similares de Latinoamérica. Arambarri destaca que el objetivo principal fue invitar a participar a otras escuelas no solo de la modalidad técnica, sino también sumar participantes de la educación primaria (siempre a partir del uso de elementos simples, de bajo costo).

Si bien se incluyeron normas de homologación, por las cuales los robots debían respetar ciertas medidas, Bergues explica que «…cambiamos más la mentalidad de la competencia, más por compartir haciendo lo que nos gusta, y la verdad que se notó el cambio». El profesor concluye: «Antes esto no existía —aludiendo a la virtualidad— y yo creo que por más que vuelva la presencialidad esto se va a mantener. No creo que esto se pierda porque sería imposible de otra manera que no sea esta. Nosotros terminamos a las nueve y algo de la noche, y Hernán les preguntó la hora a los chicos y eran las siete de la madrugada en Canadá o algo así y estaban con una cara de alegría tremenda y nosotros maravillados por eso...».

Ficha

Publicado: 10 de agosto de 2021
Última modificación: 17 de agosto de 2021

Audiencia

Área / disciplina

Nivel

Categoria

Modalidad

Formato

Etiquetas

Autor/es

Licencia

Últimos recursos

Para leerles, escuchar  y La mediación en el acceso a la literatura, conversaciones con María Elvira Charria

Con Pablo Bernasconi

Real, de Pablo Bernasconi

Monstruo capilar, Fisicoculturismo, Muchoneta y Magia de regalo, de Pablo Bernasconi

Los mocos, de Pablo Bernasconi