VOLVER A FILTROS

26 de junio: Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas

A partir de la publicación Tomá la voz: ejes y propuestas para el abordaje de los consumos problemáticos en el ámbito educativo, presentamos diversas miradas y actividades para conmemorar, desde una perspectiva de derechos y promoción de la salud integral y los cuidados, esta fecha establecida por Naciones Unidas. 


En 1987 la Asamblea General de Naciones Unidas estableció el 26 de junio como el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. En esta fecha conmemorativa les proponemos tratar este tema mediante la publicación Tomá la voz: ejes y propuestas para el abordaje de los consumos prolebmáticos en el ámbito educativo, desarrollada por el Programa de Prevención y Cuidados en el Ámbito Educativo del Ministerio de Educación en conjunto con SEDRONAR a partir de la Resolución del Consejo Federal de Educación N.° 256/15. Este material, basado en los lineamientos curriculares para la prevención de adicciones, ofrece una perspectiva amplia e integral sobre la prevención de los consumos problemáticos, la promoción de la salud y los cuidados en el ámbito educativo.

Descargar publicación Tomá la voz [PDF - 3.14 MB]

Diferentes miradas para abordar los consumos problemáticos

La perspectiva desde la que se han trabajado históricamente estos temas se refería a las adicciones como uno de los problemas sobre los que debían orientarse las acciones preventivas y a las llamadas drogas, como objetos de consumo asociados casi exclusivamente con lo problemático. Este punto de vista conlleva un efecto de estigmatización sobre ciertas personas que es importante desarticular.

De unos años a esta parte podemos ubicar un cambio de paradigma que surge como alternativa. Este nuevo paradigma se enmarca en un enfoque de derechos y entiende los consumos problemáticos como aquellos que, mediando o sin mediar sustancia alguna, afectan en forma crónica u ocasional la salud física o psíquica de una persona o sus relaciones sociales.

Para profundizar en esta temática sugerimos leer «Tomala vos, tomar la voz», un relato ficcional sobre dos docentes que se proponen trabajar la cuestión de los consumos problemáticos con sus estudiantes. El texto se encuentra en la página 17 de la publicación Tomá la voz: ejes y propuestas para el abordaje de los consumos problemáticos en el ámbito educativo.

Consumos problemáticos y vida cotidiana

Nuestra sociedad se encuentra atravesada por una cultura que prioriza la lógica del consumo. Por lo tanto, los consumos problemáticos no constituyen un problema aislado, autónomo y singular, que se explica únicamente a partir de causas individuales, sino que son situaciones complejas que deben ser abordadas en su contexto.

Comprendemos los consumos problemáticos como una expresión más de la misma lógica de las sociedades de consumo en las cuales todas las personas estamos inmersas. Por lo tanto, cabe preguntarnos qué es lo «problemático» de los consumos problemáticos. ¿Existen objetos de consumo más problemáticos que otros?

Para responder estas preguntas y ampliar el abordaje de este tema les proponemos la lectura de «El sistema está enchufado: sociedad y lógica de consumo», en la página 22 de la publicación Tomá la voz: ejes y propuestas para el abordaje de los consumos problemáticos en el ámbito educativo.

Prevención y cuidados en la escuela

Construir una cultura de cuidados en la escuela no se orienta solamente a anticipar conductas puntuales o a evitar determinados consumos. Los procesos de prevención pueden entenderse de un modo integral, como una herramienta para transformar colectivamente las condiciones de malestar o de sufrimiento. También pueden pensarse de manera propositiva, como formas de promoción de derechos, poniendo de relieve la responsabilidad del Estado, la función de la escuela y de las comunidades educativas en la construcción de sentidos, alternativas, respuestas y proyectos. Para esto es importante fomentar la participación y el rol de los diferentes actores y actrices de dicha comunidad.

No existen problemas que afecten solamente a la escuela por fuera de lo que pasa en una familia o comunidad. No hay una escuela con situaciones de violencia por fuera de un barrio o una sociedad con esas mismas características. Tampoco se puede pensar en adolescentes que padezcan una situación de consumo problemático más allá de una historia personal, familiar y comunitaria, compleja y conflictiva. Frente a estos problemas, desde las escuelas tenemos mucho para trabajar, hacer y decir en función del desarrollo pedagógico y en torno al acompañamiento de las infancias y adolescencias.

Para desarrollar acciones de prevención, cuidado y acompañamiento es fundamental que nos preguntemos y capacitemos acerca del lugar que ocupa el consumo para niñas, niños y adolescentes en este momento histórico. Cuidar respecto del consumo de drogas implica acompañar con la escucha y la interpelación de las prácticas y representaciones, y procurar que en este sentido nadie se sienta sola o solo.

¿Cuál es el marco legal para tratar los consumos problemáticos?

En nuestro país tiene vigencia la Ley N.° 26.934, Plan Integral para el Abordaje de los Consumos Problemáticos (más conocida como Plan IACOP), la cual define estos consumos como:

[...] aquellos consumos que —mediando o sin mediar sustancia alguna— afectan negativamente la salud física o psíquica del sujeto, y/o las relaciones sociales. Los consumos problemáticos pueden manifestarse como adicciones o abusos al alcohol, tabaco, drogas psicotrópicas —legales o ilegales— o producidos por ciertas conductas compulsivas de los sujetos hacia el juego, las nuevas tecnologías, la alimentación, las compras o cualquier otro consumo que sea diagnosticado compulsivo por un profesional de la salud.

También debemos considerar la Ley Nacional de Salud Mental N.º 26.657, que fue sancionada por el Congreso de la Nación Argentina en 2010 y cuyo objetivo es garantizar los derechos humanos de las personas con problemas de salud mental y su acceso a los servicios de salud. Esta ley establece que las personas con padecimiento subjetivo son sujetos de derecho y no deben pensarse como pacientes para rehabilitar o como objetos de tutela o caridad. A su vez, considera que todas las personas son capaces y que, por lo tanto, pueden expresar preferencias, así como participar en las decisiones acerca de sus vidas y sus tratamientos. Son personas que gozan del derecho a vivir en la comunidad y a participar de la vida social y política en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía.

Al mismo tiempo, la Ley de Salud Mental establece en su artículo 4 que: «Las adicciones deben ser abordadas como parte integrante de las políticas de salud mental. Las personas con uso problemático de drogas, legales e ilegales, tienen todos los derechos y garantías que se establecen en la presente ley en su relación con los servicios de salud».

También es importante tener en cuenta la Ley N.° 26.586, sancionada en 2009, que crea el Programa Nacional de Educación y Prevención sobre las Adicciones y el Consumo Indebido de Drogas, y que menciona en el artículo 3 su objetivo de: «orientar las prácticas educativas para trabajar en la educación y prevención sobre las adicciones y el consumo indebido de drogas, en todas las modalidades y niveles del Sistema Educativo Nacional».

Imágenes extraídas de la actividad «Análisis y producción de campañas preventivas», en Tomá la voz: ejes y propuestas para el abordaje de los consumos problemáticos en el ámbito educativo.

Prevención, salud integral y perspectiva de derechos

La prevención de los consumos problemáticos puede anclarse en una perspectiva de derechos y de salud integral. Desde esta mirada, la salud se considera ligada a las condiciones de vida y al modo en que ellas inciden en las personas y las comunidades. El enfoque de derechos puede pensarse en diversas dimensiones: por un lado, implica el derecho a recibir información científicamente válida, pertinente y oportuna que permita a las niñas, niños y adolescentes conocer su propio cuerpo, el de las y los demás y las prácticas necesarias de cuidado, y a recibir el acompañamiento apropiado para la toma de decisiones con autonomía progresiva. Por otro, es importante conocer el marco normativo, con la creación de espacios y oportunidades para identificar las garantías previstas, y tener una mirada crítica respecto de algunas leyes vigentes que pueden presentar tensiones o conflictos con un enfoque de derechos.


Actividades

Para comenzar, proponemos ver el siguiente video que presenta los distintos ejes que organizan la publicación Tomá la voz: ejes y propuestas para el abordaje de los consumos problemáticos.

A continuación ofrecemos una selección de entre las numerosas actividades que pueden encontrar en el material:

Nivel inicial: ¡Manos a la tierra!

La organización de una huerta en la escuela permite que niñas y niños puedan observar y participar del proceso de cultivo de diferentes vegetales, identificar las distintas etapas y cambios en los procesos de crecimiento, y asumir diferentes roles en el cuidado de las plantas a lo largo del proceso. Para organizar una huerta en la escuela es importante definir dónde se va a realizar, preparar el suelo, conocer qué se va a sembrar, identificar los cuidados necesarios, observar y sistematizar el crecimiento, cosechar. En cada una de estas instancias se proponen espacios de observación sistemática, posibilidades de indagación, exploración y registro en los cuales las y los docentes intervienen para generar las mediaciones necesarias, ampliar información y orientar la organización del conocimiento que se va construyendo.

Les ofrecemos dos materiales para poder planificar las propuestas para la sala en cada una de estas instancias.

Nivel primario: ¿Qué vas a llevar?

Las y los invitamos a leer el cuento «¿Qué vas a llevar?», de Pablo Bernasconi. Disponible también en versión videolibro en lengua de señas.

Una vez finalizada la lectura, les sugerimos trabajar a partir de las siguientes preguntas:

¿A dónde va el personaje de este cuento? ¿Qué cosas tiene que llevar para su largo viaje? ¿Vos qué llevarías? ¿Por qué? ¿Cuál de todos los alimentos que llevan los animales te gusta más? ¿Pensás que algunos son más importantes que otros? ¿Todos son saludables? ¿Por qué el gallo necesitaba llevar tantas cosas para comer y beber? ¿Por qué pensás que el gallo estaba cansado, aunque corrió muy poca distancia? ¿Conocemos la diferencia entre alimentos y productos? Pensemos en el desayuno de hoy: ¿qué comimos? ¿Son alimentos o productos?

Luego del intercambio sobre el cuento se pueden abordar varios temas ligados con la alimentación saludable: ¿dónde compramos lo que comemos?, ¿todo lo que compramos tiene lo que necesitamos para crecer saludables? También se puede reflexionar acerca de los cambios o no de los hábitos de alimentación y de preparación de los alimentos: ¿se cocina en casa?, ¿hay recetas familiares?, ¿y sabores y olores característicos de nuestra cultura?  

Para primer ciclo se sugiere realizar un registro de las compras que se hacen durante la semana: listas de almacén, verdulería, carnicería, etc. Las listas son ordenadoras de la tarea y permiten realizar clasificaciones que habilitan distintas inferencias. ¿Qué productos son naturales o son menos procesados? ¿Cuáles creés que son los más saludables? ¿Por qué? A su vez, esta discusión puede habilitar el tema de la influencia de las publicidades en las elecciones que hacemos a diario.

Nivel secundario: Análisis y producción de campañas preventivas

Les sugerimos que busquen y analicen diferentes campañas orientadas a la prevención del consumo de sustancias. La idea es que reflexionen acerca de los estereotipos y representaciones que se construyen sobre la juventud y el consumo. A partir de la observación de diferentes recursos de campañas locales, nacionales o internacionales, les proponemos que identifiquen:

¿Qué objetivo tienen? ¿A qué apuntan? ¿Se circunscriben a algún objeto o sustancia en particular? De ser así, ¿sobre cuál consideran que colocan el foco? ¿Qué mensajes dan? ¿A quiénes están destinadas? ¿Qué recursos se utilizan en las campañas para llamar la atención? ¿Qué soportes usan? ¿Qué alcances y limitaciones les parece que presentan este tipo de campañas preventivas? ¿Qué incidencia en la modificación de conductas pueden tener? ¿Qué obstáculos puede encontrarse para dicho propósito? ¿Qué lugar ocupan las y los jóvenes? ¿Qué críticas se le podrían realizar a este tipo de mensajes?

 

Contactos y líneas de atención

Programa Prevención y Cuidados en el Ámbito Educativo - Dirección de Educación por Derechos Humanos, Géneros y ESI - Ministerio de Educación prevencionycuidados@educacion.gob.ar

SEDRONAR www.sedronar.gob.ar/ +54 (011) 4320-1200/ dirprevencion@sedronar.gov.ar

Línea 141 Escucha y asistencia orientac@sedronar.gov.ar

Ficha

Publicado: 23 de junio de 2021

Última modificación: 25 de junio de 2021

Audiencia

Docentes

Área / disciplina

Psicología

Nivel

Inicial

Primario

Secundario

Categoría

Efemérides

Modalidad

Todas

Formato

Texto

Etiquetas

salud

consumo

droga

Autor/es

Ministerio de Educación de la Nación

Dirección de Educación en Derechos Humanos, Género y ESI

Licencia

Creative Commons: Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa)


Últimos recursos

Literaturas

Violencias por motivos de género, propuestas para trabajar en las escuelas

Tecnologías digitales