lodus1.jpg

Ludus, el Club de Robótica de la provincia de Tucumán, tiene como antecedentes diversas acciones pedagógicas vinculadas al abordaje de la programación, que se realizan desde el 2014 desde la Coordinación de Educación Digital para alumnos y docentes de toda la provincia.

A lo largo de estos últimos tres años, en la provincia se trabajaron diferentes propuestas que buscaron acercar conocimientos del campo de la programación y la robótica a toda la comunidad educativa. El coordinador de Educación Digital de Tucumán, Ramiro Torres, contó que «en 2017 se concretó la idea de ampliar aún más esas acciones y se propuso la creación del club para quienes estuvieran interesados en iniciarse en estas materias». Además explicó, junto con el equipo que lleva adelante la iniciativa, que la idea es que en el club «converjan diversas actividades como la programación de placas Arduino, videojuegos, realidad aumentada, principios de mecánica y electrónica, y actividades relativas a las artes visuales, para potenciar y dar forma a los distintos abordajes de la robótica».

Un espacio en el que todos pueden participar

«La idea es que sea accesible para cualquiera. Pueden asociarse todas las personas que quieran aprender las bases de la robótica o quienes busquen profundizar sus conocimientos. Hay gente que se anotó para aportar y contribuir al conocimiento colectivo del club, participan y realizan prototipos, y experimentan con piezas tecnológicas reciclables», sostuvo Torres.

ludus6.jpg

En Ludus actualmente están inscritos estudiantes, docentes de instituciones educativas públicas y privadas de todos los niveles y modalidades, familias y público en general interesado en esta área del conocimiento.

Cuál es la propuesta

El club se presenta como un ámbito de experimentación de nuevas prácticas pedagógicas ancladas en la educación no formal, el aprendizaje colaborativo y la generación de proyectos. Este espacio funciona con la impronta de un taller; las actividades que se plantean buscan que los participantes experimenten en la construcción de diversos prototipos desde un aprendizaje empírico.

En esa línea, Torres explicó que el espacio que se creó está altamente equipado y abierto a la comunidad. Quienes asisten cuentan con recursos para iniciar la fabricación de su propio robot.

Una amplia grilla de actividades para compartir

En Ludus se desarrollan tanto cursos como talleres. Algunos duran una semana y otros se componen de 6 clases, en donde se abordan temas con más profundidad y detenimiento. El equipo que lleva adelante estas etapas de formación está conformado por ingenieros, docentes, pedagogos, artistas y gente con experiencia en el ámbito.

Entre los talleres que se dictan están: Recicla Bot (construcción de móviles controlables a partir de chatarra electrónica), Invenciones, Videojuegos, Drawdio (el lápiz sonoro que permite hacer sonido con dibujos) y Acercate a la robótica (programación de robots autónomos). Entre los cursos: Introducción a la robótica con Arduino, Programación de videojuegos, Realidad aumentada y Realidad virtual.

ludus3.jpg

Entrevista a docentes, estudiantes y familiares que participan en Ludus

Proyectos y trabajos realizados en el club

Viborabot

Arenero

Para más información sobre El Club de Robótica, podrán consultar su página de Facebook.