En el CET N.° 18 de Villa Regina, provincia de Río Negro, los docentes y estudiantes se comprometen continuamente con los miembros de la comunidad. Este año, tomaron el desafío de construir una silla anfibia con el objetivo de contribuir a la formación integral de los alumnos y también al desarrollo social de personas con discapacidad. Asimismo, el trabajo busca estimular la cooperación entre los actores dentro y fuera de la comunidad escolar. 

villareginachicos.jpg

El coordinador del proyecto, Cristian Liberatore, explicó que a través de esta labor «se busca crear conciencia y sensibilidad en los alumnos en función de la realidad social en la que estamos inmersos». Además, remarcó que, con el desarrollo de esta iniciativa, se espera que los alumnos (de 4.°, 5.° y 6.° año) puedan asumir responsabilidad y volcar los conocimientos adquiridos en la escuela técnica «en beneficio de quienes más lo necesitan»

villareg.jpg

La silla anfibia fue un pedido que llegó por medio del Consejo Local para las Personas con Discapacidad de la ciudad. Ese organismo lleva adelante un proyecto que pretende hacer del balneario Isla 58 un lugar accesible para personas con discapacidad y pidió la colaboración de la escuela técnica para llevar a cabo el prototipo de la silla. «El costo de la silla es muy alto, por eso se acercaron a nosotros en busca de una solución», contó Liberatore. 

villareg1.jpg

A lo largo del año, el trabajo se dividió en varias etapas. En diciembre del 2017, el proyecto se concretó y se puso a prueba la silla anfibia. ¡Mirá cómo quedó!