Sobre la obra

De la Cárcova entró a la historia del arte con Sin pan y sin trabajo, su gran pintura sobre la desocupación, el retrato de un hombre y una mujer atrapados en la miseria, palpitando su desesperación. Años más tarde, del arte como denuncia social, De la Cárcova pasaría a dedicarse a la gestión pública y a la pintura de naturalezas muertas. “Hay en él un socialista y un dandy”, escribió el poeta Rubén Darío a propósito de estas dos facetas tan marcadas en un mismo hombre. Esta exquisita pintura tiene una elocuencia muda: las hortensias en su vaso de vidrio, los duraznos jugosos, esa pirotecnia de colores vibrando sobre un banco no son solo objetos pintados, sino un momento rescatado dentro de la marea vertiginosa del día. De la Cárcova era un vitalista, un pintor que creía que el néctar de una flor y la sangre que circula bajo la piel de un hombre o de una mujer son parte del mismo fluir del universo.

* Esta mirada sobre la obra fue escrita por María Gainza.

Ernesto de la Cárcova El banco del jardín

Ernesto de la Cárcova
(Buenos Aires, 1886 - 1927)
El banco del jardín, 1927
Óleo sobre tela, 78 x 92 cm
Colección privada

Ver imagen en tamaño completo.

Biografía del autor

Nació en Buenos Aires en 1866 y falleció en el mismo lugar en 1927. Se inició en pintura con Francisco Romero en la Asociación Estímulo de Bellas Artes. Viajó a Europa y a su regreso expuso en el Salón del Ateneo de 1894 su obra más célebre: Sin pan y sin trabajo. De fuerte contenido social y tratamiento naturalista, esta pintura, que había sido esbozada en Italia y fue terminada en Buenos Aires, sería más tarde, galardonada en la Exposición Universal de Saint-Louis, Estados Unidos, en 1904. En Buenos Aires abandonó la temática social acuñada en Europa y se dedicó a pintar paisajes, retratos y naturalezas muertas con marcada impronta simbolista y paleta luminosa. A la par de su trayectoria pictórica, realizó una importante labor en la gestión artística, como la dirección de la Academia Nacional de Bellas Artes y la fundación de la Escuela Superior de Bellas Artes, que actualmente lleva su nombre.

* Esta biografía fue escrita por Ana Schwartzman.