La Matemática es una de las asignaturas en la que los estudiantes de nivel medio encuentran más dificultades debido a su alto grado de abstracción, la necesidad de contar con una base sólida de formación previa y hasta un poco por su «mala prensa». Con este escenario se encontró el equipo de desarrollo de e-Math cuando realizó el trabajo de campo «Aplicaciones del Análisis Matemático para el proceso de enseñanza aprendizaje de la Matemática: Escuelas de nivel medio de población económica comprometida de la ciudad de Córdoba», en el marco del Programa de Responsabilidad Social Universitaria de la Facultad de Ingeniería de la universidad.

En base al diagnóstico obtenido se propuso un proyecto de acompañamiento para los estudiantes del Ciclo Básico Unificado. En ese proyecto los estudiantes de la cátedra de Análisis Matemático I —asignatura de primer año de la carrera de Ingeniería— llevaron adelante un proceso de acompañamiento a los jóvenes de primer año del Ciclo Básico Unificado del IPEM Nº 311 de la Ciudad de Córdoba.

Chicos con netbooks


A raíz de los buenos resultados obtenidos en esa experiencia se desarrolló una propuesta de acompañamiento que pudiese ampliarse a cualquier institución de nivel medio. «Esta inquietud, sumada al conocido interés de los jóvenes por las nuevas tecnologías, nos llevó a la idea de la creación de una plataforma interactiva», explica Gustavo Chiodi, director del grupo de investigación. Así surgió e-Math.

Se trata de una plataforma informática desarrollada con el objetivo de generar una propuesta de apoyo escolar para alumnos de nivel medio utilizando las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías (TIC). La idea central fue la de generar un espacio donde los alumnos, en forma individual o grupal, pudieran ensayar, experimentar, corroborar e incluso equivocarse y ser ayudados en la realización de actividades, ejercicios y tareas en general.

A fin de garantizar un entorno amigable y altamente interactivo se decidió trabajar con «Objetos de Aprendizaje». Como plataforma de gestión de conocimiento se eligió Moodle. La elección se basó en dos hechos fundamentales: por un lado, los programas nacionales tendientes a integrar las nuevas tecnologías en la educación pública —como el programa Conectar Igualdad— garantizan que los estudiantes puedan acceder a los contenidos en la red; por otra parte el uso de un gestor como Moodle permitió a los docentes un eficiente seguimiento de las actividades de los alumnos».

E-Math: herramienta digital para el apoyo en la enseñanza de la matemática


Otro aspecto que el equipo de desarrollo consideró relevante fue trabajar sobre un software libre. «La elección de Moodle como gestor se debió en gran medida al hecho de tratarse de un software libre, con una importante comunidad de usuarios a nivel mundial, abundante documentación y un constante proceso de actualización.

Otro elemento central para el éxito de la experiencia con e-Math fue la gran colaboración brindada por los docentes del área de Matemática de la institución, dado que vieron en la plataforma un instrumento importante para motivar a sus estudiantes. «Los docentes supervisaron los contenidos generados, sugirieron contenidos adicionales o alternativos y cuando consideraron oportuno, utilizaron la plataforma con sus estudiantes», aseguró Gustavo Chiodi.

En esta mixtura entre presencialidad y virtualidad, entre el ámbito escolar y el extra escolar es que la plataforma e-Math ha logrado constituirse en una interesante experiencia de incorporación de tecnologías en los procesos de enseñanza y aprendizaje: «La escuela es uno de los espacios en que niños y jóvenes se relacionan y construyen conocimiento. Quizás es uno de los espacios privilegiados que promueve determinado tipo de relaciones con el conocimiento, pero no es el único. Los niños y jóvenes configuran trayectorias formativas extra escolares en sus entornos sociales y culturales. Uno de estos espacios, altamente estimado por chicos y chicas, lo constituye la virtualidad, las redes sociales e internet. Adecuar el proceso de enseñanza y aprendizaje a esta realidad es necesario y genera un impacto altamente positivo», concluyó Chiodi.

Equipo E-Math

  • Dr. Gustavo A. Chiodi: director del grupo de investigación.
  • Ing. Maria Alejandra Bosio: docente y miembro investigador.
  • Agustina Edmé Aliciardi: alumna de quinto año de la carrera de Ing. en Computación.
  • Pablo Nicolas Pautasso: alumno de cuarto año de la carrera de Ing en Computación.
  • Ricardo Martin Marcucci: alumno de quinto año de la carrera de Ing. en Computación.