Actualmente, el sistema educativo argentino está regulado por la Ley de Educación Nacional, sancionada en el año 2006. Allí se asigna al Estado la responsabilidad de garantizar la igualdad y la gratuidad de la enseñanza.

Esta ley permite que toda la población pueda acceder a una educación de calidad, que garantice la igualdad de oportunidades y la equivalencia de los resultados, más allá de las diferencias de origen.
Escuela secundaria mendocina
En este sentido, el Estado debe crear las condiciones necesarias para que esto sea posible. Tiene que asegurar tanto el sostenimiento de la educación pública y gratuita, como la unificación nacional del sistema educativo con respecto a la organización y a los contenidos que se enseñan en las escuelas de todo el país.


Recorrido histórico por las diversas leyes que regularon el sistema educativo argentino desde mediados del siglo XIX.

Educación integrada y federal

La Ley de Educación Nacional busca consolidar un sistema educativo integrado en todo el país, lo que resulta de gran importancia en muchos sentidos:
  • Permite que todos los alumnos —con independencia de su condición social, cultural geográfica o de género— reciban propuestas formativas equivalentes; de este modo, se puede superar el problema de la desigualdad educativa.
  • Promueve la articulación entre los distintos niveles y modalidades, facilitando la movilidad de los estudiantes de una escuela a otra.
  • Asegura la validez nacional de los títulos y certificados emitidos por las instituciones del nivel inicial, primario, secundario, superior y universitario.
Para que la unidad del sistema educativo sea posible, el Estado nacional debe fijar la política educativa en todo el territorio argentino y controlar su cumplimiento.

Escuela Pública

Esto no implica dejar de lado las particularidades regionales y provinciales. Es importante que las distintas jurisdicciones puedan definir sus propuestas educativas de acuerdo con sus realidades y necesidades, pero deben hacerlo dentro de los límites impuestos por las pautas y objetivos comunes establecidos para todo el país. 

Un dato importante: la norma nacional es de carácter federal. Para lograr este carácter, el Ministerio de Educación de la Nación y los ministerios de educación de las provincias (incluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires) organizan reuniones y acuerdos en el marco del Consejo Federal de Educación.

Financiamiento educativo

Para lograr estos objetivos, el Estado también es responsable de asignar los recursos económicos que posibiliten la gratuidad, la equidad y la igualdad de la enseñanza.
Jardín de Infantes
Para ello, en 2005, se sancionó la Ley de Financiamiento Educativo. Esta ley establece que el presupuesto del Estado nacional, de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires destinado al financiamiento de la educación no debe ser inferior al seis por ciento (6 %) del producto bruto interno (PBI), meta que se viene cumpliendo desde el año 2010.



Reflexión sobre el significado de la escuela común y gratuita para todos.