«Quisimos realizar un proyecto innovador con los estudiantes», declaró, Alberto Gattei, uno de los docentes coordinadores de la iniciativa «Techos Verdes y Jardines Verticales», que se está llevando a cabo en la Escuela Agraria N.° 1 de Quilmes, provincia de Buenos Aires. El proyecto fue elaborado por los estudiantes de 7.° año, próximos a egresar como técnicos en Parques y Paseos, junto con los docentes de Tecnología, Alberto Gattei, de Prácticas Profesonalizantes; Cristina Butín y, de Gestión, Daniela Juárez, todos ingenieros agrónomos.

En 2014, los estudiantes presentaron la iniciativa en un encuentro regional «Buenos Aires con Vos» impulsado por el gobierno provincial, que se llevó a cabo en Berazategui con el fin de vincular a los estudiantes con el sector productivo. Allí expusieron la maqueta de una casa con este sistema que permite medir la temperatura y la caída y absorción de agua.

maqueta de techos verdes de la escuela agraria de Quilmes
Estudiantes de la escuela agraria de Quilmes presentan su maqueta de techos verdes


«Nosotros presentamos el proyecto porque este año —2015— planeamos desarrollar el techo verde en una de las aulas nuevas que se construirán en nuestra escuela. De este modo, ahorraremos energía dado que no se precisará encender la estufa en invierno o el aire acondicionado en el verano, o al menos se mantendrán menos tiempo encendidos esos aparatos», concluyó Alberto Gattei.

¿Cuáles son las ventajas de los techos verdes? Los beneficios son moderar temperaturas tanto en invierno como en verano, por lo que implica un importante ahorro de energía eléctrica y de gas. Además, detienen el escurrimiento del agua hacia las calles debido a la absorción del suelo, mantienen la estructura de los techos de los edificios y las casas mejor protegidas, y realizan una parquización utilizable para los habitantes del edificio. Otra de las ventajas es la emisión de oxígeno y la absorción de dióxido de carbono en lugares donde no se producía.

Los docentes coordinadores de la iniciativa Cristina Butin, Alberto Gattei y Daniela Juarez
Los docentes coordinadores de la iniciativa Cristina Butin, Alberto Gattei y Daniela Juarez

«El techo verde extrae la humedad de los cimientos. Tiene el poder de absorber agua de la lluvia para que no vaya a las rejillas con tanta rapidez. A veces las inundaciones se producen en las ciudades muy urbanizadas por esa falta de absorción de agua. Hoy tenemos muy poco poder de absorción dado que está todo, prácticamente, asfaltado», explica Gattei.

Para ampliar

Compartimos una serie de experiencias realizadas por escuelas de Educación Agropecuaria de distintas ciudades de la Argentina.

  • Escuela Agrotécnica Ana Pérez Ciani (San Juan). Nora Salinas, docente de química, cuenta: «ahora los chicos trabajan primero con las netbooks, después van al campo a trabajar en la parte práctica agropecuaria. Con sus computadoras, los chicos también sacan fotografías que son parte del trabajo final que deben entregar, y bajan de internet imágenes para completar la tarea».

  • Escuela de Educación Agropecuaria N.° 1 Bernardo Yraizoz (Miramar, provincia de Buenos Aires). La propuesta se contextualiza en un conjunto de prácticas pedagógicas con tecnologías que se desarrollan entre la Escuela Agropecuaria N.° 1 Bernardo Yraizoz y la Universidad Nacional de Mar del Plata a través de dos proyectos de voluntariado universitario.
  • Escuela Técnica Agropecuaria N.° 4-227 (Agua Escondida, Malargüe, Mendoza). Noelia Vanesa Saravia y sus compañeros cuentan la historia de su escuela, de la que egresaron en 2014.

Escuela Nº 4 - Dirección de Educación Técnica y Trabajo