VOLVER A FILTROS

Verano 2.0

Aunque el mundo gira igual que siempre y las estaciones se suceden como un hecho natural, las herramientas tecnológicas con que contamos hoy cambiaron nuestra manera de «vivir» cada época del año. Un caso especial es el verano, cuando en general tenemos más tiempo libre. ¿Cómo planificamos las vacaciones aprovechando los recursos que brinda internet?


Organizar un viaje de trabajo o de placer a destinos que no conocemos —nos resulten exóticos como Shanghai o cercanos como una provincia de la Argentina— hasta hace poco solía requerir de los servicios profesionales de alguna agencia que nos facilitara las reservas de alojamiento, traslados y organización de los circuitos que queríamos recorrer. La otra opción era lanzarse a la aventura y asumir el riesgo de tener que dormir en la terminal de ómnibus. Actualmente, los que empiezan a pensar en vacaciones pueden planificar con mucha más autonomía, ahorrando dinero de comisiones y con menos riesgos de decepcionarse o pasar un mal momento en el destino elegido. 

Primeros pasos hacia el paraíso elegido

Si de viajar por la Argentina se trata, es útil empezar a orientarse acerca de los lugares interesantes, las características regionales, el clima y otras informaciones sobre casi cualquier punto del país visitando el portal del Ministerio de Turismo de la Nación o los de las distintas provincias. 

Estos portales de ministerios o secretarías de turismo provinciales ofrecen una información amplia y variada sobre circuitos, atracciones, distintos tipos de alojamiento, transporte, oferta cultural, etcétera. Uno muy bien organizado es el del Ministerio de Cultura y Turismo de la Provincia de Salta, que incluye desde la documentación necesaria para visitantes extranjeros hasta qué hacer si uno viaja con mascotas o ver lo que ofrece el célebre Tren a las nubes. A un costado de la página se pueden seguir los tuits de la dirección de turismo, sobre eventos deportivos o culturales en la provincia. La mayoría de estos sitios también ofrece la posibilidad de contactarse con la dirección de turismo para realizar consultas.

Además de los estatales, hay muchos otros portales turísticos, y la mayoría de ellos cuentan con foros o espacios de comunidad abiertos donde los viajeros narran sus experiencias y comparten fotografías tomadas en diversos destinos, y donde todos podemos aportar las propias recomendaciones —o advertencias sobre alguna mala experiencia—, como sucede en el portal Welcome Argentina.

No voy en tren, voy en avión

Para comprar pasajes, las aerolíneas ofrecen venta en línea, y en esos sitios se posible ubicar destinos, comparar precios, fechas, reservar, comprar y hasta elegir asiento, como sucede en Aerolíneas Argentinas. Al momento de viajar, verificar los horarios del vuelo y hacer el check in en línea nos ahorra tiempo y filas evitables en los aeropuertos. También hay sitios con información y servicios similares para quienes van a viajar en micro.

La oferta de alojamiento se puede consultar en infinitos lugares: desde los sitios propios de los hoteles, hospedajes, cabañas, etcétera, hasta portales especializados. En algunos de ellos figura la calificación le dieron a cada lugar los huéspedes y cuáles son los pros y contras que no podríamos deducir de las fotos. Por ejemplo, si la limpieza y la cordialidad de los anfitriones es aceptable, si un tren que pasa por al lado de la ventana nos mantendrá desvelados, si el desayuno es rico, si el barrio es agradable, etcétera. También nos vamos a enterar de si el lugar es bueno para ir con amigos, en pareja o en familia, y si ofrece actividades especiales para entretener a los más chicos. Uno de los más consultados es Tripadvisor, que tiene versión argentina


«Portales para viajar sin perderse nada», en la columna de Tecnología de educ.ar en la TV Pública.



¡Preparados, listos…, ya!

A la hora de armar las valijas, el turista previsor se pregunta qué ropa llevar...  ¿Lloverá...? Consultar la sección de Servicios turísticos del sitio del Servicio Meteorológico Nacional puede resolver estos desvelos con un click y ahorrarnos el esfuerzo de cargar peso inútil o el riesgo de pasar las vacaciones engripados. Y para destinos internacionales, el sitio Weather Channel ofrece información meteorológica  precisa del mundo entero. Y en cuanto a armar las valijas, también encontraremos infinidad de videos en Youtube — como este de una usuaria—que explican cómo ganar espacio y lograr que la ropa llegue en buen estado.

Armando recorridos

Si se trata de orientarnos en el destino que vamos a visitar, un recurso interesante es Wikimapia, creada en 2006, que combina el buscador de Google con el funcionamiento colaborativo de una wiki, En esos mapas, encontramos señalados con detalle los puntos de interés de cada ciudad dentro o fuera del país y, al seleccionar un punto, ofrece no solo información, imágenes, etiquetas y enlaces donde buscar mas datos, sino también la oportunidad de subir nuestras propias fotos y comentarios. Así por ejemplo, vemos uno de los más célebres puntos de París, la Sainte ChapelleOtras propuestas son más específicas. Por ejemplo, una editorial publicó en su sitio web un mapa descargable titulado «El París de Rayuela», para que los afortunados lectores de Julio Cortázar que viajan a la capital francesa la recorran de la mano de la Maga y Oliveira, los protagonistas de la novela.

¿Y para los que se quedan en casa? La red también brinda recursos interesantes para recorrer o redescubrir nuestras propias ciudades y barrios, así como ideas para pasarla un poco, mejor, como esta página que informa sobre los balnearios y piletas de Rosario, Santa Fe. Como vemos, desde los planes más sofisticados hasta los más modestos pueden organizarse mejor si empezamos el paseo dando una vuelta por el ciberespacio.

Desde estas hermosas playas… ¿cómo me «desenchufo»?

Hace 100 años, fotógrafos profesionales tomaban fotos a los turistas que paseaban por la Rambla de Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires. Una vez reveladas e impresas sobre cartón, los veraneantes podían enviar las fotos por correo en forma de postales, escritas con un lenguaje formal y florido, a familiares y amigos. Hoy, podemos estar en contacto permanente con la familia, los amigos —y ¡ay, con la oficina, también!— desde cualquier punto, cerca o lejos, agreste o urbano, que cuente con conectividad. Por ejemplo, desde 2012, la provincia de Buenos Aires cuenta con Wi-fi Social, un servicio de conectividad libre y gratuita, en distintos municipios de la costa atlántica.

Igane de una familia veraneando en formato postal.

Así, las vacaciones quedan documentadas —a veces, minuto a minuto— a través de los teléfonos celulares y otros dispositivos, y son compartidas de inmediato en las redes Facebook, Flickr o Twitter. Y, por medio de aplicaciones como Whatsapp, podemos chatear gratuitamente desde el celular e ir reportando la experiencia en directo. 

Los nostálgicos argumentarán que, con todos estos recursos, los viajes son menos aventureros. También, que «desenchufarse» durante las vacaciones se vuelve difícil y requiere de cierta fuerza de voluntad. Para ellos, la web también tiene información sobre propuestas atípicas como La Mosquitia, en Honduras, un paraíso selvático alejado de todos los furores tecnológicos.

De todos modos, aunque algo de ese «desenchufe» soñado por los turistas se pierda en los laberintos de la red, siempre será preferible que la desconexión sea elegida libremente y la aventura, una búsqueda personal de los viajeros.

Ficha

Publicado: 17 de diciembre de 2013

Última modificación: 12 de enero de 2015

Audiencia

Docentes

Área / disciplina

Nivel

Categoría

Artículos

Modalidad

Todas

Formato

Texto

Etiquetas

turismo en Argentina

herramienta digital

vacaciones

ocio

Autor/es

María Elena Ques

Licencia

Creative Commons: Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa)


Últimos recursos

Leer abre mundos - Compartir la colección - Catálogo 2021 Nivel EPJA

Con Patricia Suarez

Con Nelvy Bustamante