Filtrar Resultados

1 a 11 de 11 resultados

Este material producido por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) tiene como propósito acercar, tanto a los alumnos como a sus docentes, algunos conceptos fundamentales sobre la tecnología nuclear y sus aplicaciones pacíficas en la vida cotidiana, haciendo hincapié en el desarrollo realizado en nuestro país.

El cuento «El argonauta argentino y el secreto de su alfombra» narra la creación del primer reactor nuclear argentino. A partir de este relato, se propone una secuencia para comprender para qué sirve un reactor nuclear.

Fragmento de «Copenhague, 1941: la era atómica», de Analía Reale, del cuaderno Prácticas de lectura y escritura.  Entre la escuela media y los estudios superiores, del Ministerio de Educación, 2005. Se trata de actividades de lectura y escritura para reflexionar sobre temas relacionados con los peligros que entraña el uso político de los descubrimientos científicos, los orígenes y el desarrollo de la investigación nuclear en nuestro país y el debate en torno de los usos pacíficos de la energía atómica.

El físico danés Niels Bohr  vislumbró una teoría del átomo que allanó el camino para la utilización y difusión de la energía atómica. En este artículo se reproduce el capítulo «Encuentro en Copenhague», del libro Dioses y demonios del átomo. De los rayos x a la bomba atómica (Leonardo Moledo y Máximo Rudelli, Editorial Sudamericana, 1996), que narra su encuentro con el físico alemán Werner Heisenberg, en el marco de la carrera entre el bando aliado y los nazis para la obtención de la bomba atómica. 

A comienzos de la década del 70 la Argentina había logrado un desarrollo significativo en el área nuclear. En 1974, en un contexto de crisis energética mundial, se inauguró la central nuclear de Atucha en la provincia de Buenos Aires. Más tarde se sumarían nuevas centrales, Embalse, en la provincia de Córdoba, y Atucha II.

El proyecto Manhattan, en EEUU, tuvo como objetivo la construcción de una bomba atómica. Las potencias europeas y el bloque soviético dedicaron gran cantidad de recursos en la investigación y el desarrollo nuclear. La Argentina, a partir de la década del 50 comenzó un desarrollo propio, que pronto recibió los embates de quienes quisieron monopolizar a nivel mundial la producción del uranio enriquecido, material imprescindible como combustible nuclear.

Desde que se creó la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), el 31 de mayo de 1950, la actividad se desarrolló a un paso creciente en el mundo y en la Argentina, donde se institucionalizó el 31 de mayo como el Día Nacional de la Energía Atómica.

Una galería de imágenes, con breves textos explicativos, que ilustran el uso y explican el origen de los distintos tipos de energía, como la atómica, la eléctrica y la eólica, entre otras. 

Las fuentes de energía útiles al hombre: desde la energía propia y la de los animales, pasando por la combustión, las máquinas y el aprovechamiento de la energía del agua, del Sol y el viento, hasta la producción de electricidad por energía atómica o nuclear.

Secuencia didáctica que propone actividades para conocer cómo se desarrolla alta tecnología en nuestro país y cuáles son las políticas públicas orientadas a promover su crecimiento.

Esta actividad propone que  los alumnos conozcan las actividades y funciones de la Comisón Nacional de Energía Atómica (CNEA) y se informen sobre el desarrollo de las investigaciones y proyectos vinculados con la energía atómica en la Argentina.

Listado de recursos - Educ.ar