Filtrar Resultados

1 a 20 de 27 resultados

Un solo click es la puerta de entrada a un extenso mundo. Allí establecemos relaciones, nos comunicamos, nos entretenemos, accedemos a información y consumimos. Pero ¿cuáles son nuestros derechos y cuáles nuestras obligaciones y qué precauciones debemos tomar mientras navegamos? Manu, Mica, Bepo y Soni cuentan sus experiencias y nos invitan a reflexionar junto a una excéntrica especialista en el tema: la licenciada Olga Iride, socióloga virtual y comunicadora internauta.

Un solo click es la puerta de entrada a un extenso mundo. Allí establecemos relaciones, nos comunicamos, nos entretenemos, accedemos a información y consumimos. Pero ¿cuáles son nuestros derechos y cuáles nuestras obligaciones y qué precauciones debemos tomar mientras navegamos? Manu, Mica, Bepo y Soni cuentan sus experiencias y nos invitan a reflexionar junto a una excéntrica especialista en el tema: la licenciada Olga Iride, socióloga virtual y comunicadora internauta.

Un solo click es la puerta de entrada a un extenso mundo. Allí establecemos relaciones, nos comunicamos, nos entretenemos, accedemos a información y consumimos. Pero ¿cuáles son nuestros derechos y cuáles nuestras obligaciones y qué precauciones debemos tomar mientras navegamos? Manu, Mica, Bepo y Soni cuentan sus experiencias y nos invitan a reflexionar junto a una excéntrica especialista en el tema: la licenciada Olga Iride, socióloga virtual y comunicadora internauta.

Un solo click es la puerta de entrada a un extenso mundo. Allí establecemos relaciones, nos comunicamos, nos entretenemos, accedemos a información y consumimos. Pero ¿cuáles son nuestros derechos y cuáles nuestras obligaciones y qué precauciones debemos tomar mientras navegamos? Manu, Mica, Bepo y Soni cuentan sus experiencias y nos invitan a reflexionar junto a una excéntrica especialista en el tema: la licenciada Olga Iride, socióloga virtual y comunicadora internauta.

Catalina de Sanctis y Guillermo Amarilla Molfino, nietos restituidos por las Abuelas de Plaza de Mayo, relatan el momento en que pudieron hacerse cargo de enfrentar su historia y los beneficios que tuvieron al conocer la verdad sobre su identidad.

Victoria Montenegro, Carlos D’Elía y Pedro Nadal son nietos restituidos por las Abuelas de Plaza de Mayo. Aquí reflexionan sobre qué significó para ellos vivir en la mentira y haber recuperado la verdad.

Pedro Nadal y Leonardo Fossati son nietos restituidos por las Abuelas de Plaza de Mayo. Aquí cuentan cómo fue recuperar su historia y su identidad, después de ser criados por familias que no eran las suyas.

Carlos D´Elía y Victoria Montenegro, nietos restituidos por las Abuelas de Plaza de Mayo, cuentan cómo fue empezar a transitar el camino de la búsqueda de su identidad.

Las mujeres fueron excluidas sistemáticamente de la participación democrática hasta la promulgación de la ley de Voto Femenino, en 1947. Antecedes e historia del derecho a elegir de las mujeres.

Ezequiel Rochistein Tauro y Mariana Zaffaroni son nietos restituidos por las Abuelas de Plaza de Mayo. Aquí resumen su largo proceso de búsqueda y cómo, en un instante preciso, se reconocieron en su verdadera identidad.

Leonardo Fossati, Gabriel Cevasco y Matías Reggiardo Tolosa son nietos restituidos por las Abuelas de Plaza de Mayo. Aquí reflexionan sobre la importancia de conocer la verdad y cómo fue vivir durante muchos años como en una ficción

Guillermo Amarilla Molfino y Juan Pablo Moyano, nietos restituidos por las Abuelas de Plaza de Mayo, cuentan cómo vivieron el proceso de recuperar sus verdaderas identidades, luego de haber sido criados en la mentira.

Muchas veces escuchamos que no hay que romper la tradición, que hay modelos que hay que respetar y hay que seguir. ¿Cómo debemos pararnos frente al pasado? La tradición sobrevive en la medida en que la reinventamos día a día.

La identidad es algo que nos distingue, nos hace únicos; pero también es un derecho: el derecho a saber quiénes somos. Jóvenes de entre 13 y 18 años, de todo el país, presentan sus historias de vida, haciendo hincapié en sus vocaciones y pasiones. Cada capítulo, presentado por Rodrigo de la Serna, permite reflexionar sobre la relación que se establece entre los adolescentes y los conceptos de identidad, participación y futuro. 

Así como la palabra "representación" permite distintas interpretaciones, en la vida cotidiana, todos representamos un rol dentro de la sociedad. La suma de todos ellos va formando un “nosotros”. Somos alumnos, amigos, hermanos, jefes, madres, novias. En definitiva, ¿representamos todo el tiempo?

La vida cotidiana, las obligaciones, los trámites: ¿todo se vuelve rutina? Cuando estamos metidos en medio de la rueda de actividades que desarrollamos día a día, a veces sentimos que no somos nosotros mismos: somos "algo más" que todo eso. Y ese algo más necesita expresarse. 

En la escuela, en el barrio, en la calle, en una conversación con alguien, incluso al escuchar música o mirar una película, podemos llegar a cambiar la manera de pensar radicalmente, tener un pensamiento crítico, cuestionarnos por qué las cosas son como son. Aprendemos todo el tiempo. Aunque no queramos, aprendemos.

Todos somos diferentes y eso es lo que vale. Tenemos gustos, costumbres, tradiciones, ideologías diferentes: así nos convertimos en personas singulares. El problema realmente empieza cuando hay unos que no aceptan a otros simplemente por el hecho de ser distintos.

Si todos somos diferentes, ¿quién puede asegurar que algo es normal o que no lo es? ¿La normalidad es una sola? ¿Es algo arbitrario, impuesto?

Cada uno de nosotros es una particularidad y, ante tanta diversidad, solemos elegir relacionarnos con quienes se parecen a nosotros o con aquellos con los que compartimos algún gusto, alguna pasión. En la medida en que hacemos esto, vamos apartando a otros. De la misma manera funcionan las sociedades: dejando aparte a las minorías. La discriminación es la forma salvaje de los que no pueden tolerar lo diferente en el otro.

Listado de recursos - Educ.ar