Como colaborar con Huayra

Veamos algunos ejes temáticos que nos permitirán decidir por donde encaminar nuestra colaboración en el ámbito del Software Libre.

Descargar infografía

El proyecto Huayra GNU/Linux nació con la idea de tener un sistema operativo libre que pudiera ser un compendio de herramientas para las notebooks que forman parte del programa Conectar Igualdad. Estos implementos abarcan aplicaciones libres que cubren las amplias necesidades del estudiante de secundaria. Hay aplicativos en muchas áreas y muchos de estos proyectos son ejemplos del trabajo colaborativo que se realiza en una comunidad de software libre.

Personas con diferentes perfiles/conocimientos/gustos que colaboran entre sí en el desarrollo de ideas que terminan resolviendo varias necesidades. Veamos algunos ejes temáticos que nos permitirán decidir por dónde encaminar nuestra colaboración en el ámbito del software libre.

Formar parte de la comunidad

Las comunidades están formadas por personas de diferentes lugares, con conocimientos variados, ideas distintas y con bagajes culturales diferentes. Estos elementos permiten, entre otras cosas, aportar distintas maneras de enfocar una solución a una necesidad. Formar parte de estas comunidades nos permite aportar ideas y conocimientos concretos y colaborar con personas que pueden estar teniendo problemas a la hora de aprender a usar una aplicación, por ejemplo. El vínculo en estas comunidades no siempre tiende a estar relacionado con las cercanías, hay ocasiones en las que estas comunidades coexisten a la distancia utilizando herramientas que agilizan la comunicación entre los participantes. Para acortar estas distancias se suele valer del vínculo que nos permite Internet para participar en foros, páginas web, blog, listas de correo electrónico, wikis.

Testeando el software

Al desarrollar una aplicación se parte de una idea inicial. Este embrión de proyecto a la larga tiende a crecer bastante. Por ejemplo, se arranca con tener algunas funcionalidades cubiertas y, mientras avanza el desarrollo, se le van agregando muchas otras funcionalidades diferentes. Esto puede generar ciertas situaciones. Puede ocurrir que una aplicación funcione bien bajo un sistema operativo pero que no funcione en otros. Y es acá en donde se puede colaborar al usar las aplicaciones y realizar las pruebas en varias situaciones; lo que se conoce como testeo de aplicación. Probando estas aplicaciones uno podría informar sobre problemas a la hora de instalación, en el uso de la herramienta en sí e incluso colaborar con los desarrolladores descubriendo algunos fallos y errores. Es muy común, que a medida que se realizan cambios, o se agregan código y funciones a las aplicaciones, parte de las herramientas y librerías que el programa utiliza suelen cambiar de versiones. Y esto, entre otras cosas, puede generar que algunas funcionalidades dejen de funcionar correctamente. Para el programador es algo trivial solucionar estos inconvenientes, pero requiere de tiempo para poder encontrarse con estas fallas. Y esta es una de las colaboraciones posibles que un usuario podría aportar a la comunidad. Después de todo, es el usuario quien está detrás del uso de la aplicación y, no solo del uso, sino que es quizás el primero en encontrarse con estos errores.   

Programando

La programación es un arte y no todas las personas programan del mismo modo. Cuando nos ponemos a programar, estamos tratando de seguir los pasos necesarios que tenemos que recorrer para poder resolver una serie de problemas. Un problema puede ser abarcado de diferentes formas, e incluso la resolución de un problema puede derivar en otros problemas. Por eso, una forma de colaborar es programando. Generalmente, en estos ámbitos se suelen usar herramientas de versionado para poder hacer que varios programadores/as colaboren en el mismo código. Con este tipo de herramientas se puede visualizar, de manera clara y sencilla, que no todas las personas programan del mismo modo. Algunas aplicaciones muy conocidas para realizar esta colaboración entre programadores son Github, Bitbucket, Sourceforge, GitBucket.

Documentando

En el transcurso del desarrollo de un proyecto, algo fundamental para poder organizarse, y más cuando se trabaja en equipos, es la función de quien documenta tanto el funcionamiento de la aplicación como todo lo relacionado con el proyecto. Por ejemplo, cómo se instala la aplicación, cómo funciona, cómo se habilita un agregado/plugin, cómo se instala en varios sistemas operativos y hasta su uso básico. Todo tipo de documentación va de la mano del desarrollo del proyecto en sí. Como mencionamos en el apartado anterior, inicialmente la aplicación tiene un estado que con el correr del tiempo va evolucionando, agregando funcionalidades y comportamientos, y es conveniente que todos esos cambios estén documentados, no solo para mostrar la potencialidad de una aplicación, sino también para mostrar estos cambios a los futuros usuarios/as de la aplicación. Para documentar se suelen utilizar wikis, foros y páginas web, y algunos colaboradores suelen utilizar páginas y blogs para difundir estos documentos. Algunas personas con mayores conocimientos incluso arman vídeos que cubren diferentes aspectos de estas documentaciones.

Traduciendo

Muchos softwares se encuentran disponibles en varios idiomas, esta parte crucial requiere la colaboración de aquellos que saben algún idioma en particular. Colaborar traduciendo piezas de aplicaciones se transforma en un gran aporte, y cuando estas aplicaciones estén traducidas a varios idiomas brindará la posibilidad de que haya más usuarios utilizando dicha aplicación. Incluso hay ciertas situaciones en donde muchos errores se dan por una traducción que no está completa. Por eso, un gran puesto para colaborar es trabajar en alguna corrección de algún idioma en particular. Incluso muchas personas que participan en traducciones terminan adquiriendo conocimientos de programación y en algún momento pasan a formar parte de aquellos que programan y colaboran en el proyecto invirtiendo tiempo de códigos al proyecto.  

Sugiriendo ideas

Una aplicación parte de una necesidad. Estas necesidades son parte de las ideas originales que promueven la creación del proyecto. Y son las ideas las que generan la constante evolución de las aplicaciones. En esto recae el típico “y por qué no le agregamos tal funcionalidad o hacemos que esto que se hace de tal manera lo haga de otra forma”. Esos constantes cambios provocan el desafío para el grupo detrás del proyecto. E incluso muchas de estas ideas provocan grandes cambios en el desarrollo del proyecto. Muchas veces, incluso, las opiniones generan proyectos que se bifurcan de un origen en común. Y como son las comunidades quienes tienen la última palabra, esto genera otros grandes proyectos que se terminan solidificando.

Diseño

Los programadores/as son buenos/as cuando de código se habla, pero muchos de ellos/as no tienen conocimiento sobre el aspecto gráfico de sus desarrollos. Y es aquí, quizás, un gran punto desde el cual partir si uno tiene conocimiento en cuanto a diseño. Una aplicación necesita de herramientas que difundan su existencia, como páginas web, blog, y para ello se necesita tener conocimiento de diseño a la hora de diseñar dichos contenidos. Luego está el diseño que se puede aportar en el proyecto. No pasa solo por cuestión de gusto en estética, sino también en poder aportar una estética en la aplicación. Si fuera cuestión de programadores/as la estética quizás no sería el fuerte de una aplicación. Pero como sabemos, quien termina decidiendo sobre esto es el/la usuario/a y para ellos/as la funcionalidad no acaba solo en que la aplicación funcione y haga lo que prometa hacer, sino que además deben tener un buen aspecto. Sin un buen grupo de diseñadores/as esto es quizás una proeza.

Algunas recomendaciones

Actualmente, debido a la pandemia que estamos atravesando, muchas de las actividades que se realizan presencialmente en la vida cotidiana comenzaron a tomar lugar desde lo remoto/virtual. Muchos eventos, talleres, charlas dejaron de ser presenciales para ser abordadas virtualmente. Debido a estas circunstancias, es más que aconsejable intentar asistir e involucrarse en estas maneras de colaborar. Incluso estos cambios afectaron a eventos que en años anteriores eran exclusivamente una comunión de usuarios de software libre como es el caso de FLISOL(Festival de instalación de software libre), que tuvieron que adaptarse a esta nueva impronta. Este año parte del festival se realizó a través de videoconferencias. Por último, no queremos dejar de destacar la importancia de estas grandes comunidades de personas que se acercan a proyectos para colaborar. Siempre son muy bien aceptadas las manos que puedan aportar alguna ayuda de cualquier forma posible. Siempre cualquier conocimiento/idea, ayuda o participación es más que bienvenida.

 ------

Por Pablo Carrai.

Infografía: Carolina Hortal.

Ficha

Publicado: 03 de diciembre de 2020
Última modificación: 12 de enero de 2021

Audiencia

Área / disciplina

Nivel

Categoria

Modalidad

Formato

Etiquetas

Autor/es

Licencia

Últimos recursos

Comunicación: un mundo desconocido

Berta Braslavsky

Carlos Vergara

Huayra GNU/Linux