LA CLASE DEL DÍA: «UNA CAPERUCITA ROJA» DE MERJOLAINE LERAY

EXPLORAMOS DISTINTAS VERSIONES DE ESTA HISTORIA CLÁSICA. ANTES DE EMPEZAR… ¡ADIVINA QUIÉN SE COME A QUIÉN! ESTE RECURSO FORMA PARTE DE LA COLECCIÓN SEGUIMOS EDUCANDO. 

¿TE ANIMÁS A CAMBIAR ALGUNA CONVERSACIÓN DEL CUENTO E INVENTAR UNA NUEVA? 

«UNA CAPERUCITA ROJA» DE MARJOLAINE LERAY.

—CAPERUCITA: ¡HEY!

—LOBO: ¿A DÓNDE VAS? 

—CAPERUCITA: A CASA DE MI ABUELITA.

—LOBO: MEJOR VIENES CONMIGO.

—CAPERUCITA: ¿A DÓNDE?

—LOBO: A COMER…

—CAPERUCITA: ¿COMEREMOS?

—LOBO: ¡SÍ! ¡CARNE TIERNA Y ROJA!

—CAPERUCITA: ¡OH! ¡QUÉ OREJAS TAN GRANDES TIENES!

—LOBO: SON PARA ESCUCHARTE MEJOR…

—CAPERUCITA: ¡ERES MUY PELUDO!

—LOBO: GRRR…

—CAPERUCITA: TAMBIÉN TIENE OJOS MUY GRANDES. ¡Y TUS DIENTES SON ENORMES!

—LOBO: ¡SON PARA COMERTE MEJOR!

—CAPERUCITA: NO.

—LOBO: ¿NO?

—CAPERUCITA: TIENES MAL ALIENTO.

—LOBO: ¿YO?

—CAPERUCITA: TOMA UN CARAMELO. 

—LOBO: EH… GRACIAS.

—CAPERUCITA: POR NADA. 

—LOBO: ¡AAAAAAAAARGH! 

—CAPERUCITA: INGENUO.


SI TE PARECIÓ INTERESANTE ESTA PROPUESTA, PODÉS COMPARTIRLO EN TU RED MENCIONANDO #SeguimosEducando

Ficha

Publicado: 18 de agosto de 2020
Última modificación: 22 de octubre de 2020

Audiencia

Área / disciplina

Nivel

Categoria

Modalidad

Formato

Etiquetas

Autor/es

Licencia

Últimos recursos

Semilleros

Comunicación: un mundo desconocido

Berta Braslavsky

Carlos Vergara