VOLVER A FILTROS

El cuidado y la ESI

Las experiencias transitadas por estudiantes, docentes y familias durante la pandemia pueden convertirse en una oportunidad para pensar, desde la perspectiva integral de la ESI, en torno al cuidado en un sentido amplio. Encontrarán aquí materiales y propuestas para todos los niveles para reflexionar acerca de cómo se articulan las prácticas de cuidado que atraviesan el ámbito doméstico, laboral, las políticas públicas y la escuela. 


 


¿Cuál es el lugar que desempeña la escuela desde esta perspectiva? ¿Cómo volver a pensar, a redefinir y reconocer las tareas de cuidado y su distribución dentro de las estructuras familiares apelando a la modificación de representaciones sociales que nos habitan desde nuestras infancias y que sostienen un escenario de inequidad?

Desde el enfoque de la ESI se propone reflexionar sobre el cuidado en un sentido amplio, considerando que las tareas de cuidado desarrolladas en el ámbito doméstico, históricamente han sido desvalorizadas respecto del trabajo remunerado propio de la esfera pública. Las escuelas ya vienen trabajando en la desnaturalización y la reflexión sobre estas temáticas. En este ámbito, la tarea de la ESI es cuestionar los imaginarios sociales que a lo largo de la historia han definido roles específicos para los géneros reproduciendo así la desigualdad.

Lo que ahora estamos proponiendo, aún a sabiendas de que nada reemplaza la relación pedagógica y el vínculo que se establece entre docentes y estudiantes, es la posibilidad de aprovechar la situación de aislamiento social, preventivo y obligatorio y el encuentro entre las distintas personas que componen las familias, como una oportunidad. Una oportunidad para pensar en este contexto tan particular en el que se nos impone la permanencia en casa como un acto no solo de cuidado personal, sino también de solidario ejercicio del cuidado de todas y todos. Así, juntos, con la ayuda de las propuestas educativas que llegan a los hogares, se puede pensar el tema del cuidado en las familias. Tenemos la oportunidad de compartir propuestas específicas y contextualizadas a esta compleja realidad que nos toca atravesar como sociedad. Seguramente cada docente retomará estas discusiones una vez que podamos volver a las aulas donde se pone en juego el verdadero vínculo pedagógico. Pero no habremos dejado pasar la posibilidad de acompañar a las familias y a las y los estudiantes acercándoles estas reflexiones —además de otros contenidos educativos— que contribuyen a mantener, en la medida de lo viable, la posibilidad de seguir aprendiendo.

Actividades

Educación Inicial

En este nivel se propone que los chicos y chicas puedan participar en igualdad de condiciones de los momentos lúdicos. Juegos y juguetes brindan una oportunidad para reconocer el carácter social y cultural de las actividades atribuidas socialmente a varones y a mujeres.

En este mismo sentido, también se trabaja sobre la importancia de reconocer un amplio abanico de emociones y sentimientos y la posibilidad de expresar lo que se siente. Esta es una manera de empezar reflexionar sobre la dimensión afectiva y sobre cómo el género interviene en los procesos de formación de una sociedad.

Educación Primaria

En este nivel educativo la propuesta se centra en abordar los cuidados que necesitan los niños y niñas en las familias desde un enfoque integral. De este modo, se propone reflexionar sobre la importancia de las distintas emociones y sentimientos en el cuidado de otras personas, así como también tomar en cuenta la incidencia de los estereotipos de género en la consideración de los cuidados en la dimensión familiar.

La reflexión sobre estos temas es importante para avanzar tanto en la corresponsabilidad que implican las tareas de cuidado al interior de las familias, como así también propiciar una mayor democratización en los roles de cuidado por parte de todas las organizaciones familiares.

 

Educación Secundaria

En el nivel secundario se propone reflexionar sobre la organización y construcción social del cuidado, sobre los roles de género tradicionalmente asignados y las posibles desigualdades presentes en esta dimensión de la vida social.  

Trabajar sobre los roles de género es fundamental para deconstruir muchas normas que —ya sean escritas o sostenidas desde la costumbre—, deben ser revisadas con una mirada de equidad de género y de igualdad de derechos.

Por último, y en relación con las tareas de cuidado, la dimensión afectiva y la relación con las otras personas pasan a un primer plano: ¿cómo expresamos lo que sentimos?, ¿cómo resolvemos situaciones que nos generan enojo o malestar?

Ficha

Publicado: 12 de mayo de 2020

Última modificación: 28 de septiembre de 2021

Audiencia

Directivos

Docentes

Área / disciplina

Educación Sexual Integral

Nivel

Inicial

Primario

Secundario

Superior

Categoría

Material pedagógico

Modalidad

Todas

Formato

Texto

Etiquetas

Educación Sexual Integral (ESI)

familia

perspectiva de género

cuidados

Autor/es

Programa Nacional de Educación Sexual Integral

Licencia

Creative Commons: Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa)


Últimos recursos

Literaturas

Violencias por motivos de género, propuestas para trabajar en las escuelas

Tecnologías digitales