El cuidado y la ESI

La situación de aislamiento social, preventivo y obligatorio presenta una oportunidad para, desde la Educación Sexual Integral (ESI), reflexionar sobre el cuidado en un sentido amplio: desde un enfoque integral que articule lo que sucede en el mundo doméstico, en las políticas públicas, en el mercado laboral y en la escuela. Este recurso incluye un video con un breve análisis de la especialista en el tema, Eleonor Faur.

En las últimas décadas la organización social del cuidado viene ganando terreno en la reflexión académica y también en las políticas públicas. Se han desarrollado investigaciones sobre la temática y se viene enfatizando la necesidad de poner en valor el reconocimiento y la equidad de género en el diseño e implementación de acciones gubernamentales relacionadas con estas acciones. En este sentido, es importante tener presente que «cuidar» implica poner en juego un aspecto material, en la medida que constituye un trabajo, uno económico en términos de costos y también uno emocional puesto que se establecen vínculos afectivos entre quien cuida y quien es cuidado/a. Por lo tanto, es importante abordar el cuidado desde un enfoque integral que articule lo que sucede en el mundo doméstico, en las políticas públicas y en el mercado laboral.

En el siguiente video, Eleonor Faur, socióloga y autora de El cuidado infantil en el siglo XXI, nos invita a reflexionar acerca del cuidado: qué implica «cuidar» y cómo se distribuyen las tareas de cuidado en la sociedad y en la familia.


¿Cuál es el lugar que desempeña la escuela en este nuevo abordaje? ¿Cómo volver a pensar, a redefinir y reconocer las tareas de cuidado y su distribución dentro de las estructuras familiares apelando a la modificación de representaciones sociales que nos habitan desde nuestras infancias y que sostienen un escenario de inequidad?

Desde la ESI proponemos un trabajo que permita reflexionar sobre el cuidado en un sentido amplio, considerando que las tareas de cuidado desarrolladas en el ámbito doméstico, históricamente han sido desvalorizadas respecto del trabajo remunerado propio de la esfera pública. Las escuelas ya vienen trabajando en la desnaturalización y la reflexión sobre estas temáticas. En este ámbito, la tarea de la ESI es cuestionar los imaginarios sociales que a lo largo de la historia han definido roles específicos para los géneros reproduciendo así la desigualdad.

Lo que ahora estamos proponiendo, aún a sabiendas de que nada reemplaza la relación pedagógica y el vínculo que se establece entre docentes y estudiantes, es la posibilidad de aprovechar la situación de aislamiento social, preventivo y obligatorio y el encuentro entre las distintas personas que componen las familias, como una oportunidad. Una oportunidad para pensar en este contexto tan particular en el que se nos impone la permanencia en casa como un acto no solo de cuidado personal, sino también de solidario ejercicio del cuidado de todas y todos. Así, juntos, con la ayuda de las propuestas educativas que llegan a los hogares, se puede pensar el tema del cuidado en las familias. Tenemos la oportunidad de compartir propuestas específicas y contextualizadas a esta compleja realidad que nos toca atravesar como sociedad. Seguramente cada docente retomará estas discusiones una vez que podamos volver a las aulas donde se pone en juego el verdadero vínculo pedagógico. Pero no habremos dejado pasar la posibilidad de acompañar a las familias y a las y los estudiantes acercándoles estas reflexiones —además de otros contenidos educativos— que contribuyen a mantener, en la medida de lo viable, la posibilidad de seguir aprendiendo.

Ficha

Publicado: 12 de mayo de 2020
Última modificación: 19 de mayo de 2020

Audiencia

Área / disciplina

Nivel

Categoria

Modalidad

Formato

Etiquetas

Autor/es

Licencia

Últimos recursos

"Violencia NO”, un rap de Wax