Fernando Estonllo es docente de Física y Química en el Colegio N.° 14 Juan José Paso, ubicado en el barrio del Abasto, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Con el objetivo de «hacer su clase más creativa» desarrolló el proyecto «Enseñar y aprender con simuladores», en el que los estudiantes primero juegan, prueban y experimentan con simuladores virtuales y, luego, realizan la experiencia «real» en el laboratorio. Y dio un paso más: decidió compartir su experiencia con otros docentes a través de enred, la red social educativa del Ministerio de Educación de la Nación.

Una app de Huayra para la clase de Física y Química
Estudiantes del Colegio N.° 14 Juan José Paso, CABA, aprenden con simuladores.

«Incorporamos la utilización de simuladores virtuales. Esto nos permite reutilizar la experiencia, es decir, que los chicos puedan jugar, rehacer, equivocarse y cambiar los materiales. Los chicos pueden realizar una destilación virtual unas diez o quince veces antes de realizar una destilación real o una experiencia de laboratorio», explicó el docente que integra la comunidad de Ciencias Naturales de enred.

Video compartido por el docente en la red social educativa.

Para realizar el proyecto, se utilizó «Simulaciones Interactivas», la aplicación de Huayra GNU/Linux, el sistema operativo libre del Programa Conectar Igualdad. Se trata de simulaciones interactivas desarrolladas por la Universidad de Colorado que permiten reproducir y experimentar, en forma virtual, procesos que para los estudiantes, dado su grado de abstracción, serían difíciles de visualizar en un laboratorio, y todavía más en un pizarrón.

Huayra Simulaciones Interactivas
Entre las múltiples herramientas que se pueden utilizar, está el «proceso de dispersión de Rutherford»: el simulador permite comparar modelos atómicos y que los estudiantes prueben distintos patrones de dispersión, cambien algunas variables, predigan sus resultados y, finalmente, comprueben su funcionamiento. También se puede utilizar la herramienta de «circuitos eléctricos»: mediante un kit que incluye capacitores, interruptores, bobinas y lámparas, se pueden probar diferentes conexiones, predecir los resultados y, finalmente, comprobar que los circuitos construidos funcionen correctamente.

La mayor ventaja que ofrece Huayra consiste en que todas las aplicaciones ya están descargadas, instaladas y listas para ser utilizadas por docentes y estudiantes.

Experiencias como estas se pueden encontrar en enred —la red social educativa del Ministerio de Educación de la Nación—, un nuevo espacio de conversación e interacción virtual destinado a docentes y a todos los profesionales de la educación. Su objetivo principal es promover la discusión pedagógica y la circulación social de contenidos educativos, para compartir experiencias y saberes, y enriquecer las prácticas profesionales docentes a través del uso de las TIC.

Sobre educ.ar enred

educ.ar enred —la red social educativa del Ministerio de Educación de la Nación lanzada en mayo 2015— es un espacio privilegiado para conectar a una comunidad comprometida y creativa; para promover la discusión pedagógica y la circulación social de contenidos educativos y para participar de una conversación plural, democrática e inclusiva.

Qué pueden hacer los docentes en educ.ar enred

  • Interactuar con otros docentes y profesionales de la educación en el marco de comunidades moderadas por educ.ar, según temas de interés curricular, pedagógico o de política educativa.
  • Crear sus propios grupos relativos a escuelas, aulas, intereses profesionales. Es posible, por ejemplo, crear un grupo con profesores de Matemáticas, otro para planificar el acto del 25 de Mayo, otro de la asociación de padres, etcétera.
  • Recibir recomendaciones de noticias, contenidos y propuestas de formación de Educ.ar S. E. y demás propuestas del Ministerio de Educación de la Nación.
  • Crear y compartir contenidos que sean significativos para sus prácticas profesionales.
¡Invitamos a todos los docentes de la Argentina a unirse a educ.ar enred y construirla entre todos!