dispositivo para sordos
Pedro Ramos
, Tomás Debiase, Javier Torres, Giancarlo Vatalaro y José Luis Martino, alumnos de 3º año del Colegio Albert Thomas, crearon un aparato para hipoacúsicos, quienes podrán “ver” cuando el teléfono móvil suene o cuando les envíen un mensaje de texto.

Aunque el sistema que idearon se puede utilizar “en distintos sitios y situaciones”, los chicos explicaron que “básicamente está pensado para lugares de trabajo con mucho ruido”.

Simple y util

El celular se coloca en un estuche -que en el prototipo que realizaron está armado con madera- que en su parte delantera tiene 15 pequeñas luces Led de alto brillo. El teléfono móvil, por tanto, debe introducirse “boca abajo” y con la pantalla hacia adelante.

Lo explican. “En la pared delantera del estuche hay una plaqueta -un circuito eléctrico- a la cual van conectadas las luces. Y la plaqueta contiene un sensor de intensidad de luz denominado LDR. Cuando la pantalla del celular se enciende porque está entrando una llamada o bien porque alguien envió un mensaje de texto a su dueño, el sensor capta esa luz y activa el sistema para que se prendan las Led”, detallan los adolescentes.

La pequeña caja está forrada por dentro con pana, con el fin de proteger al aparato. Además está diseñada de tal forma que “puede entrar en ella cualquier tipo de celular”, apuntan.

Simple, económico, útil. “El costo de fabricación es de alrededor de 80 pesos”, comentan y aclaran que “lo que más cuesta son las luces”, pero se amortizan porque “consumen poco y duran mucho”.

De paso, los alumnos aprovecharon para darle un uso adicional al pequeño aparato. “Cuenta con una llave de tres posiciones: apagado, encendido para uso del celular y encendido de luz de emergencia. La potencia de las Led supera ampliamente a una linterna”, señalan.


Aprender y ayudar

El docente y sus estudiantes dicen que “en el mercado hay timbres (de viviendas) y teléfonos fijos con sistemas de iluminación para hipoacúsicos, pero no hemos hallado uno exclusivo para celulares y, sobre todo, para utilizarlo en los lugares de trabajo”.

“La idea fue de ellos, que aún se encuentran en el ciclo básico (no comenzaron la orientación), y la desarrollaron con el fin de ayudar a otras personas”, indicó el profesor Emiliano Figueroa.

Asimismo comentó que el desarrollo “ya fue presentado en la Evaluación anual de capacidades de la que participan todas las escuelas técnicas de la Región –que este año se realizó en Berisso–, así como en la muestra de fin de año del colegio". "Es una iniciativa auspiciosa”, remató Figueroa.

Fuente: http://www.eldia.com.ar