Un taller audiovisual que convoca a chicos y chicas de 8 a 16 años de La Boca

El proyecto nació desde la Fundación Casa Rafael, donde se brindan talleres de artes visuales que vinculan inseparablemente lo cultural con lo social. En ese espacio, este año desarrollaron el cortometraje «Increíbles de la boca» que trata sobre un grupo de amigos que descubre una fórmula secreta que les dará superpoderes: con la fuerza de la amistad y el trabajo en equipo tienen el objetivo de salvar a su barrio, La Boca.

Por: Nahir Di Tullio - 27/11/2019

El cortometraje fue presentado y estrenado en el Museo del Cine de La Boca el 16 de septiembre del 2019, y un mes más tarde en "La Linterna Mágica", en su función mensual de cine para chicos en la Ciudad  Cultural Konex. Ambos hitos resultaron muy emocionantes y deslumbrantes para los jóvenes creadores: estas presentaciones públicas son claves para estimular su autoestima y sus procesos de resiliencia.


Imagen del día de la presentación en el Museo del Cine 

¿Cómo se llevó adelante este trabajo?

El primer paso que los chicos y chicas, junto con los tutores, los cineastas Gerardo Bogliogli y María Boughen, tuvieron que encarar fue el de la búsqueda colectiva de la historia. Para ello se trató de trabajar de una manera libre y dinámica que favorezca a generar una primera instancia de deconstrucción, toma de confianza y vuelco a lo creativo. 

Si bien esos primeros momentos llevaron más tiempo, ya que fue pasar de una historia a otra sin desembarcar definitivamente en ninguna, permitió que se formaran las primeras ideas narrativas. Los tutores no propusieron temática ni estructura, con el objetivo de no «encorsetar» a los jóvenes, pero sí trataron de direccionar las ideas del grupo para que tuvieran un matiz de suspenso, acción, aventura e intriga.

La estrategia pedagógica, posteriormente, se centró en consolidar un andamiaje narrativo para la construcción de la historia. Una vez finalizada, los chicos y chicas comenzaron con la construcción de los personajes y los ensayos. 

¡Acción!: el momento del rodaje

En esta etapa, sostuvieron los tutores del proyecto, muchos pudieron sacar a la luz destrezas escondidas y dar muestras de un potencial. Algunos dejaron brillar sus condiciones naturales para la actuación a través de sus rasgos expresivos, la falta de inhibición, actitudes y caracteres particulares. 

Durante todo el proyecto los chicos y chicas ejercieron distintos roles, determinados en la estructura de trabajo de la industria audiovisual: guión, dirección, continuista, camarógrafa, actuación, asistencia general, iluminador, gaffer, arte, diseño de vestuario, utilería, entre otros. Eso les permitió experimentar en primera persona distintas profesiones que en un futuro podrían ser las de ellos y ellas.

Mirá el cortometraje

La estrategia resultó exitosa, aunque el camino fue bastante largo. Los tutores explicaron que en todas las etapas, como en cualquier proceso productivo, hubo un punto límite de finalización de una etapa y el comienzo de una nueva para mantener un equilibrio y el estado óptimo del proceso. 

En este cortometraje, jóvenes y guías experimentaron la aventura de tensar esos tiempos en el momento en donde las decisiones fueron más difíciles de tomar. Pero al tener una estrategia premeditada con tiempo, supo ser más fuerte que cualquier decisión apresurada.

Sobre Fundación Casa Rafael de La Boca

Una institución que apuesta al poder transformador del arte y promueve la resiliencia en chicos en situación de riesgo psicosocial mediante el estímulo de su creatividad en diversas disciplinas artísticas en base a la pedagogía de la «educación por el arte», combinada con un acompañamiento psicológico y social inspirado en la pedagogía de la presencia. 

Para conocer más sobre esta fundación, podés ingresar en su web.
 

Otras novedades relacionadas