Una escuela rosarina que descubre, enseña y aprende con sus alumnos

En la escuela N.° 83 Juan Arzeno de la ciudad de Rosario (Santa Fe), los estudiantes de primaria aprenden y experimentan con la programación, la animación stop motion, la edición de videos y el trabajo colaborativo. «Siempre hay algo nuevo por descubrir, por aprender y por enseñar», comenta la docente Laura Suárez, que organiza y desarrolla sus clases con TIC.
Por: Alejo Prudkin - 06/09/2016

«Aprendemos del mundo porque la escuela es el mundo. Pensar en una escuela inmersa en la era digital es pensarla informatizada, virtual y conectada. Con docentes especializados, competentes y preparados», afirma esta docente de Informática con más de 15 años de experiencia en escuelas primarias santafesinas.

Chicos y chicas trabajando con computadoras

El deseo de conocer lo que nos rodea, al mismo tiempo que de trascender sus fronteras, impulsó a Suárez a trabajar de manera colaborativa con otras escuelas del país y del exterior. A través de Facebook, por ejemplo, sus alumnos desarrollaron un proyecto con estudiantes tucumanos para celebrar el Bicentenario de la Independencia. También intercambiaron mensajes de audio de WhatsApp con estudiantes españoles y realizaron una videoconferencia por Skype con chicos y chicas de Canadá.

«Una mañana de 2015, la secretaria de la escuela me dejó el mensaje de una exalumna que vive en Canadá. Su marido es maestro y quería contactar una escuela de habla hispana para estimular a sus alumnos en el aprendizaje de esta lengua. Gracias a esta exalumna —que ofició de traductora— y a la participación de Matilde —la teacher de 7.° grado—, conocimos una escuelita rural muy pequeña de Noel, Nueva Escocia, y a un grupo de estudiantes que nos recibieron con camisetas de la selección argentina y su aula con banderas celestes y blancas».

Un dato: días previos a la comunicación, Laura y sus estudiantes recorrieron las calles de Noel, pasearon por sus granjas y llegaron «caminando» a la escuela gracias a Google Street View. También usaron el correo postal para enviar una carpeta con fotos y cartas que escribieron en la clase de inglés. Al poco tiempo, llegó el cartero con dibujos y textos en español de los chicos de Noel.

Paisaje rural
Cobequid District Elementary School. Noel, Nueva Escocia (Canadá).

Google Street View

Youtubers y programación

«En cada ciclo lectivo, modifico, adapto y elaboro nuevas clases para mis alumnos ya que los recursos digitales se transforman todo el tiempo. Los materiales y el software que elijo para mis clases tienen que cumplir con un requisito fundamental: me tienen que gustar. Tengo que ver el potencial del recurso, tener claro qué van a aprender. Y resaltar lo lúdico que puede ser», describe Suárez.

Niña leyendo códigos QR con su celular

Blog «Aula con TIC»

Si bien define los temas y los tiempos de trabajo, Laura también pregunta a sus alumnos qué hacen con las computadoras en sus casas y en su tiempo libre. Y a partir de allí, también les consulta qué les gustaría aprender y cómo pueden participar. «Por ejemplo, tengo varios alumnos que son youtubers. A ellos les pido que preparen una clase especial y que enseñen algún software de edición de video. Otros alumnos son fanáticos de las animaciones: entonces traen sus producciones y explican cómo las hicieron».

Estas y otras líneas de trabajo están publicadas en el blog de la escuela N.° 83 Juan Arzeno («Aula con TIC»), que ayuda a documentar y a registrar los procesos de enseñanza-aprendizaje. Ya sea con diferentes grupos de estudiantes o atendiendo a un trabajo articulado con otros docentes, tiene registradas experiencias con códigos QR, libros digitales, animación stop motion y programación, entre otros.

Con respecto a la programación, en 2016 Laura trabajó en 6.° grado con Pilas Bloques, una aplicación desarrollada por programadores argentinos en base a Pilas Engine, y CodeBayMax. Por si esto fuera poco, en 2015 otros alumnos completaron varios niveles de code.org, resolvieron desafíos de Lightbot y participaron en La Hora del Código.

«No tengo ninguna duda de que la Informática tiene que tener su propio espacio curricular para desarrollar todos los contenidos, conceptos y temas que los alumnos deberían aprender en esta era digital que estamos comenzando a transitar. Y que será cada vez más disruptiva, vertiginosa y sorprendente», concluye.

Noticias relacionadas

Navegar seguros en internet
Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son un medio para crear, explorar, comunicarse y aprender. Los chicos y chicas las usan a diario, y por eso es importante que cuenten también con información y acompañamiento adecuado mientras navegan en la web.  
Música
Les acercamos cinco propuestas digitales que están disponibles en la web para trabajar con música en las aulas. Se trata de una selección para abordar la planificación de actividades que unan las TIC y la educación musical.