Se presentó un documento sobre infancia, ciencia y tecnología

En el marco del XI Foro Latinoamericano de Educación, la doctora en Educación Melina Furman presentó el documento básico Educar mentes curiosas: la formación del pensamiento científico y tecnológico en la infancia. La actividad fue organizada por la Fundación Santillana y patrocinada por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
Por: Educ.ar - 25/08/2016

La publicación, disponible en línea, pone el acento en cómo educar y fomentar este tipo de pensamiento en niños y niñas de 3 a 8 años, aunque contempla que este acompañamiento bien puede continuar toda la vida. De hecho, concibe al pensamiento científico como una manera de pararse y estar en el mundo; como una forma de mirar abierta y compleja, asociada a la curiosidad, al juego y el deseo de conocer.

«Escribo este libro desde mi propio recorrido como investigadora y educadora en el área de las ciencias naturales, e inspirada por el trabajo de numerosos colegas de todo el mundo que se han propuesto como meta que chicos y jóvenes aprendan, cada vez más, a mirar el mundo con ojos curiosos, preguntones, creativos y rigurosos», comenta Furman en la Introducción.
Asociada al paradigma STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) o STEAM (que también incluye la dimensión artística), la publicación concibe a la formación científica y tecnológica de manera integral, sin compartimentos. También apuesta por ofrecer claves de lectura y modelos para la acción que promuevan el desarrollo de hábitos de pensamiento tan potentes como lúdicos.

Tablet con una planta germinada

Retomando el pensamiento y las experiencias de científicos como Richard Feynman y especialistas como Wynne Harlen, David Perkins y Alison Gopnik, la autora analiza:

  • el valor fundante de formular(se) preguntas… y repreguntas;
  • los aspectos socioemocionales involucrados en la formación del pensamiento científico;
  • el acompañamiento necesario de los adultos para nutrir y trascender el pensamiento intuitivo;
  • y la importancia de habilitar tiempos y espacios para el disfrute, el pensamiento memorable y la generación de prácticas auténticas.

El texto apela a docentes y a estudiantes inquietos que quieran ser protagonistas de un mundo en permanente construcción. Que aprovechen, incluso, las ventajas y potenciales educativos de las TIC («en especial la posibilidad de contar con computadoras y dispositivos programables de bajo costo»).

«Formar el pensamiento científico y tecnológico es una aventura posible», sentencia Furman. Una aventura a la que todos los docentes, los estudiantes y sus familias estamos invitados. 

Otras novedades relacionadas

Programación
  Del 1º al 7 de octubre se desarrollará La Hora del Código en Latinoamérica, un movimiento global que pretende estimular el aprendizaje de la programación en los jóvenes estudiantes de todas partes del mundo.