TIC y trabajo colaborativo en la clase de Matemática

El trabajo colaborativo fue uno de los aspectos más desafiantes e innovadores en los talleres virtuales «Enseñar y aprender Matemática - Secundaria», que forman parte de la propuesta de formación «Educ.ar en el aula», desarrollados durante 2014.
Por: Laura Wiñar - 19/02/2015
En las encuestas y los comentarios de las cuatro ediciones 2014 del taller virtual «Enseñar y aprender Matemática - Secundaria» de “Educ.ar en el Aula” de las que participé como tutora, el trabajo colaborativo fue lo que les resultó más interesante a los docentes», resalta Paola Dellepiane, tutora y coautora de estos talleres de educ.ar.

Para Dellepiane, la propuesta de trabajar colaborativamente en los talleres implicó un gran desafío: «En Matemática se suele trabajar más en solitario. El docente replica en el aula lo que hace en su práctica, que es trabajar en forma individual. Si bien se usan recursos, como puede ser el software Geogebra, cada uno resuelve lo suyo, no hay un intercambio». 

En cambio, el taller virtual  «Enseñar y aprender Matemática - Secundaria», que se enmarca en la propuesta «Educ.ar en el aula», llevó a los participantes a experimentar una instancia de trabajo en un foro grupal y a utilizar la herramienta Google Drive para el trabajo colaborativo. «Fue novedosa tanto la utilización de la herramienta como la actividad grupal, y muchos vieron la posibilidad de llevarlo al aula», sintetiza como una de las principales conclusiones de las experiencias.

Educ.ar en el aula propone una experiencia de trabajo colaborativo.


Los docentes que participaron también hablaron de lo importante de la experiencia de trabajar con otros, en un área en la no se acostumbra hacerlo, en otras instancias de trabajo, como el mural digital colectivo de uno de los grupos, en el que también publicaron algunas de sus producciones. 

Planificar, el punto de partida

Incluir tecnología en las clases conlleva el desafío de pensar previamente la propuesta y diseñarla de modo tal que el aporte sea significativo: «Primero, pensar un tema, ver cómo se puede armar esa secuencia didáctica, y después evaluar cómo incorporar el recurso». Como ejemplo, Dellepiane comenta otra experiencia realizada en los encuentros presenciales de matemática para nivel secundario de «Educ.ar en el aula», en los que se trabajó con probabilidad y estadística:

«La profesora llevaba una actividad para que se pueda ver, a través de los valores que se determinan en una planilla de cálculo, cómo se va modificando la probabilidad de un suceso». En su opinión, este ejemplo demuestra que «un recurso simple como una planilla de cálculo, bien usado y con planificación previa, alcanza».

La tallerista con los docentes en el Taller de Matemática

Los talleres virtuales

En el taller virtual «Enseñar y aprender Matemática - Secundaria», en primer lugar se trabaja sobre contenidos que se corresponden con alguno de los Núcleos de Aprendizajes Prioritarios (NAP) de Matemática para el ciclo básico y para el ciclo orientado del nivel secundario. Después, cada participante encara la resolución de una secuencia didáctica utilizando una herramienta de software. Desde el enfoque del taller, justamente, no se pone el acento en aprender a usar las herramientas, sino que se ofrece una mirada más amplia para reflexionar sobre cómo integrar la tecnología analizando la dinámica de las actividades que se pueden llevar al aula. 

«En las ediciones de 2014, usamos el software Geogebra para construir secuencias didácticas sobre un tema específico, que era la función cuadrática —ejemplifica Dellepiane—, pero el centro del trabajo consistió en pensar, desde la didáctica, cómo se puede diseñar una secuencia que le permita al alumno llegar al concepto seleccionado».
En esto, precisamente, el taller pone su foco: la clave es abordar cómo utilizar un recurso didácticamente. En el portal educ.ar existen cursos específicos para aprender a utilizar aplicaciones (como Geogebra, Wimplot o Graphmatica). «A muchos docentes que participaron de los talleres —comenta la tutora—, yo les recomendaba los cursos autoasistidos del portal si querían profundizar en algunas cuestiones, y muchos se anotaron y los hicieron ya que no hay fecha para realizarlos; el docente puede anotarse en cualquier momento y comenzar».

Promediando el taller virtual, se incorpora el trabajo colaborativo con otros docentes, tanto para continuar el desarrollo de la secuencia didáctica como para realizar una evaluación de lo trabajado, que incluye el debate en el foro y la elaboración de una presentación de unas seis o siete diapositivas con algunas conclusiones sobre el trabajo y la propuesta, utilizando Google Drive.

En síntesis, la propuesta impulsada en los talleres se orienta a la inclusión de actividades que puedan demandar poca carga horaria, pero que estén bien diseñadas: «A lo mejor no hace falta un recurso para todos los temas, sino elegir un tema de los NAP y pensar una actividad que sea rica en el desarrollo didáctico, haciendo uso de esa herramienta», concluye Dellepiane.

Noticias relacionadas