Saltar a los contenidos Logo del ministerio

Opciones de usuario:

Hablamos de… GPS

¿Qué es el GPS? ¿Un sistema de monitoreo? ¿Un sensor? ¿Para qué sirve? ¿Cómo puede ser implementado en las escuelas? ¿En qué asignaturas se puede utilizar?

Uno supone que el GPS es simplemente una herramienta que se utiliza para orientarse mientras maneja. Un localizador que ubica objetos a través de un monitoreo de sensores. Pues bien, es eso y mucho más.

Empecemos por las siglas: sistema global de posicionamiento (en inglés, Global Positioning System). Es un sistema que se apoya en una red de satélites que, a cualquier hora y en cualquier lugar, nos indica exactamente el punto geográfico en el que algo o alguien se encuentra.

Un poco de historia. En los viejos tiempos, se usaban herramientas de localización o posicionamiento tales como la estrella polar, el astrolabio, los sextantes y los cronómetros marinos. Marineros, aviadores y otros se manejaban con este tipo de instrumentos para ser localizados o localizar. Hoy, son los satélites que forman el sistema GPS los que cumplen esa función. Como herramienta, poseen receptores más fáciles de usar y operan las 24 horas del día y desde cualquier lugar del mundo. El primero fue utilizado en 1993 por astronautas de la NASA y era propiedad del Departamento de Defensa de Estados Unidos. Hoy la red se ha democratizado.

undefined

Los coches son los usuarios más reconocidos, pero hay también otras áreas o profesionales que utilizan estos satélites, como los arqueólogos o los biólogos, por ejemplo, que necesitan localizar y hacer el seguimiento de animales en extinción. Hasta los historiadores los han utilizado para posicionar los diferentes campos de batallas.

¿Cómo podríamos implementar esta herramienta en la educación? ¿Qué tipo de actividad podría valerse de ella? ¿Qué materia se presta más al trabajo con GPS? Podríamos decir que todas las materias pueden ser la base para un trabajo con GPS, aunque resulte evidente su utilidad en el área de Ciencias Sociales: diseño cartográfico, localización de ciudades, etc.

Los estudiantes, pueden mapear sus barrios, recorriendo, preguntando, mirando y rellenando los dibujos del vivir cotidiano a partir de aspectos sociales y necesidades de la comunidad. Llevar a cabo no solo una geolocalización de espacios, sino un geoposicionamiento de necesidades. En la creación de los mapas, se van construyendo de a dos: el estudiante y el ciudadano. Los chicos caminan su historia, su economía, su vecindad mediante un trazado estricto. Esto les permite adentrarse en el mundo real. En lugar de aprender geografía, historia y ciencias del medioambiente en los libros de texto, los chicos aprenden activamente, ya que terminan produciendo conocimiento relevante para su comunidad.

GPS

¿Qué otras posibilidades tenemos para trabajar con el GPS? Una puede ser el arte. Jeremy Word es uno de los artistas que lo ha implementado, dirigiendo a unos niños munidos de receptores con GPS en varias actividades. Se denomina dibujo GPS (en inglés, GPS drawing).

Todos estos «recorridos humanos» son captados y pueden ser grabados y almacenados. Una vez que los descargamos en nuestras computadoras, pueden servir de base para otras actividades. Se pueden utilizar como bosquejos para animaciones u otro tipo de dibujo. Y con la tecnología damos un paso más y una combinación más: nuestro andar puede volverse voluminoso con el uso del 3D, el coloreado, el difuminado, etc.

GPS

De esta familia de nuevas palabras, tecnologías y conceptos, nacen también los waypoints, puntos que sirven de referencia. ¿Se acuerdan del juego de unir los puntos para formar la figura? Esto es algo parecido. Si seguimos los puntos, recreamos el trayecto total registrado por el GPS; son como puntos neuronales dentro del trayecto. Por ejemplo, dentro de un trazado, se podrían dejar señalados puntos que hagan referencia a todas las escuelas del recorrido. Así crece la bitácora. Cada recorrido señala diferentes intereses y, por lo tanto, diferentes puntos de referencia. Pueden ser referencias para otros caminantes o simplemente para uno mismo, para volver, para no perderse. En este caso, el arte, la geografía y la tecnología formarían parte de la multidisciplinariedad de esta actividad. El dibujo GPS combina arte, movimiento (por tierra, aire, agua…) y tecnología.

El GPS es otro modo, otro dispositivo para usar y aprovechar las nuevas tecnologías en la escuela. Es evidente que conceptos como longitud y latitud son conceptos que todo profesor ha enseñado en su programa alguna vez. Salir del aula y usar otras metodologías es siempre atractivo e innovador.

Etiquetas: Hablamos de...GPSgeolocalizaciónsatélitelocalización geográfica

Comentarios